Actividad de volcán Cotopaxi se mantiene; Autoridade…
Una fiesta de colores en el Desfile de la Confratern…
Se levanta el paro en Bolivia luego de 36 días de ap…
María Esther, reina de Quito, quiere ayudar a las mujeres
Más de 100 expositores muestran sus destinos
La Ciudad Mundial de la Artesanía tiene su oferta navideña
Violencia en cárceles de Ecuador ya deja más de 400 …
Deslizamiento de tierra en Italia deja un muerto y u…

Argentina endurece el confinamiento en Buenos Aires del 1 al 17 de julio ante aumento de casos de covid-19

El Presidente de Argentina dijo que Buenos Aires y su periferia “está contagiando al resto del país”, donde las actividades retomaron en un 80%. Foto: AFP

El Presidente de Argentina dijo que Buenos Aires y su periferia “está contagiando al resto del país”, donde las actividades retomaron en un 80%. Foto: AFP

El Presidente de Argentina dijo que Buenos Aires y su periferia “está contagiando al resto del país”, donde las actividades retomaron en un 80%. Foto: AFP

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este viernes 26 de junio del 2020 un endurecimiento de las medidas de confinamiento en Buenos Aires y su periferia, del 1 al 17 de julio, ante el aumento de contagios de covid-19.

"Vamos a volver a cerrar en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para que la circulación disminuya drásticamente, para reducir contagios y la demanda de camas”, dijo el mandatario en un mensaje grabado divulgado por todos los canales de televisión.

“El día 1 de julio, vamos a pedirles a todos que vuelvan a aislarse en sus casas y solo salgan para buscar provisiones para la vida cotidiana. Del 1 al 17 de julio eso va a funcionar así. Van a mantenerse solo los servicios esenciales y en algunas zonas algunas industrias”, agregó Fernández.

Esta es la séptima vez que se renueva la cuarentena, pero en las anteriores ocasiones se fueron flexibilizando las medidas y en esta oportunidad retomaron más fuerza.

La decisión se toma en medio un crecimiento exponencial de casos, con 1 167 fallecidos por coronavirus sobre 52 444 casos confirmados, de los cuales 18 416 ya están recuperados.

El Presidente dijo que Buenos Aires y su periferia, donde viven unos 14 millones de los 44 millones de argentinos, “está contagiando al resto del país”, donde las actividades retomaron en un 80%.

Fernández reiteró que la prolongada cuarentena “ha salvado vidas”, porque dio tiempo para equipar el sistema sanitario, y advirtió que “si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil, tendría unos 10 000 muertos”.

Admitió además que la pandemia “ha traído consecuencias muy negativas” en una economía que ya llevaba dos años en recesión y que caerá en un 9,9% en 2020, según las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional.

Para paliar las dificultades, el Estado asistió a empresas y personas en un monto que representa a casi 3% del PIB, dijo Fernández.

“La cuarentena es un remedio, el único que conocemos”, insistió el mandatario, que agregó que todo el esfuerzo hecho “no fue inútil”.

“Si no hubiéramos hecho lo que hicimos todo hubiera sido más grave”, aseguró.