La primera reunión del gabinete de Lasso se centró e…
El Cpccs reeligió a Sofía Almeida como presidenta
Corte IDH estudia caso sobre destitución arbitraria …
Lasso se reúne con su Gabinete de ministros por prim…
Intento de falsificación de vacunas contra covid-19 …
Couriers y usuarios se alistan para cambios en compr…
Un catálogo digital para adquirir los dulces de Corp…
Un policía asesinado y otro herido en un ataque arma…

Agentes acudieron tras alerta de una celebración ilegal, pero interrumpieron una fiesta sexual

Imagen referencial. Los participantes de la fiesta sexual ilegal fueron retenidos por la Policía y multados, ante el irrespeto de las normas para prevenir el covid-19. Foto: EFE

Imagen referencial. Los participantes de la fiesta sexual ilegal fueron retenidos por la Policía y multados, ante el irrespeto de las normas para prevenir el covid-19. Foto: EFE

Imagen referencial. Los participantes de la fiesta sexual ilegal fueron retenidos por la Policía y multados, ante el irrespeto de las normas para prevenir el covid-19. Foto: EFE

La Policía belga interrumpió el pasado fin de semana una orgía ilegal por no respetar las reglas anticoronavirus que se celebraba en la localidad de Paal, en el este del país, y en la que participaban diez personas, informó el lunes el diario DH.

La irrupción de los agentes tuvo lugar el viernes a las 21:30 hora local (20:30 GMT), exactamente una semana después de que las fuerzas del orden pusieran fin a otra orgía con 25 hombres en Bruselas en la que después se supo que participaba el ya dimitido József Szájer, la mano derecha en Bruselas del primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán.

Al igual que una semana antes, la Policía fue alertada de que se celebraba una fiesta ilegal, se desplazó hasta el lugar y pudo comprobar que se trataba de una sesión de sexo en grupo.

Los asistentes no abrieron la puerta a la Policía, de forma que los bomberos tuvieron que forzar la entrada y, aunque esta vez nadie intentó escapar por una cañería, como quiso hacer Szájer en su ya célebre fiesta, uno de los participantes trató de esconderse en un armario para no ser identificado por los agentes.

Las fuerzas del orden sancionaron a cada asistente con 250 euros de multa (USD 302,63) y una mujer fue detenida provisionalmente por negarse a cooperar con la Policía, agrega el periódico.