La Asamblea no concreta juicios políticos contra Cel…
Fiscalía General del Estado alerta sobre correos mal…
Yunda autoriza eventos públicos y centros de toleran…
Vacunómetro se presentará el domingo 20 de junio del…
Una estrategia para combatir la desnutrición infanti…
Menos casos positivos de covid-19 registra el Ecuado…
Víctima de inseguridad en Quito: ‘Apuntó a mi esposo…
Los fusiles chinos no se usarán para disparar, dice …

La Ley de Cultos busca una equidad entre las religiones

Redacción Guayaquil

La Ley de libertad e igualdad religiosa reunió ayer en un mismo auditorio a católicos, evangélicos  y anglicanos.

La cita, organizada por el Ministerio de Gobierno, tenía como objetivo recoger las propuestas de  las organizaciones religiosas del país. Con ello se busca  elaborar   una nueva ley de cultos de forma consensuada que reemplace a la  actual que  data de 1937.

Los representantes religiosos conformaron cinco mesas de diálogo en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES),  en Samborondón.

 A criterio de Ramiro Rivadeneira, subsecretario jurídico del Ministerio de Gobierno, la  Ley  actual no prevé la equidad religiosa. Por ello uno de los objetivos es plasmar en el documento la no discriminación e  igualdad, dijo. “A través de las mesas se obtendrán  insumos para redactar  una ley que nos refleje a todos”.

Previo al anuncio de la elaboración de  una nueva Ley de Cultos, grupos evangélicos  han mostrado su preocupación por un supuesto control de sus bienes por parte del Estado. 
Rivadeneira aclaró que el Gobierno busca  normar que los bienes de estas organizaciones pertenezcan a todos sus miembros y no a  uno sus directivos. “Eso disminuye los riesgos de que una iglesia  cierre y una persona se lleve los bienes que haya  acumulado como riqueza personal”.

En ello coincide Neyo Pin, presidente nacional del Consejo de Ancianos de la Iglesia Evangélica, aunque aclara que debe existir un límite en el control  del Régimen. “El Estado no puede intervenir en las cuentas religiosas”. 

Pin y Alfredo Morante, obispo de  la Iglesia Anglicana, creen que las reuniones son una oportunidad.  “Queremos ser considerados  como iglesia. La  Ley actual solo considera iglesia a la Católica”, dijo Pin.  Los representantes de la congregación católica, la de mayor número de fieles  en el mundo,  no se pronunciaron al respecto.

Los próximos encuentros serán en  Cuenca y Riobamba. Terminadas las mesas de diálogo, el Ministerio de Gobierno viabilizará las propuestas a la Presidencia, informó Rivadeneira. Los líderes religiosos dijeron que estarán pendientes del proyecto definitivo.