Ecuador ensambló 3 650 autos menos hasta marzo

Después de seis años y medio, el país cuenta con una política industrial alineada para el ensamblaje de vehículos en CKD, según el Comex. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Después de seis años y medio, el país cuenta con una política industrial alineada para el ensamblaje de vehículos en CKD, según el Comex. Foto: Archivo / EL COMERCIO




La industria nacional de ensamblaje de autos vendió durante el primer trimestre del año 7 275 unidades. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La industria nacional de ensamblaje de autos vendió durante el primer trimestre del año 7 275 unidades. Esto es 3 650 vehículos menos en relación con igual período del año anterior, lo que representa una caída del 33%.

A esto se suma la pérdida de participación de mercado que viene afectando a esta industria desde el 2017. En los primeros tres meses del año la caída fue de 10 puntos porcentuales.

Para la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae) esto responde a que ha tenido que competir en desventaja con los otros mercados de los que se importan vehículos al país.

En diciembre del 2018, el Comité de Comercio Exterior e Inversiones (Comex) aprobó una nueva política arancelaria para el sector. Con la Resolución 025 se aprobó un 0% de arancel para las piezas y partes importadas (CKD) en proyectos nuevos.

Mientras que para los proyectos en producción se estableció una reducción progresiva del arancel a medida que se incremente el componente local. No obstante, el documento contempla aranceles mínimos por año. En el 2019 se ubica en 13% y para el 2020 será del 10%.

El gremio reconoce que la política es positiva, al tener una visión de futuro. “Pero, la transición es muy compleja; un nuevo proyecto puede demorar entre 18 y 24 meses en consolidarse”, advirtió David Molina, presidente de la Cinae.

Los proyectos actuales, añadió Molina, compiten mientras tanto en desigualdad de condiciones. Luego de Ecuador, el principal origen de los autos que se venden en el país es Colombia, de donde llegan con 0% de arancel. De este mercado se vendieron 1 844 unidades más durante el primer trimestre del año, en comparación a iguales meses del 2018.

Detrás del país vecino, se ubican los autos provenientes de China que también incrementaron sus ventas en 44,5%.

Cinae calcula que por el arancel del CKD, más los tributos por insumos que pagan los autopartistas y el impuesto a la salida de divisas (ISD), se genera por auto un sobrecosto, en promedio, de USD 1 800.

El 19 de marzo se inauguró la Mesa Productiva Automotriz, que reune a fabricantes, autopartistas, ensambladoras y afines, con el fin de generar una agenda para impulsar a la industria nacional. Fue impulsada por el Ministerio de Producción, Comercio Exterior e Inversiones.

En el marco de estos encuentros, el gremio ha realizado varios pedidos al Gobierno. Entre ellos la inclusión de la industria de ensamblaje entre el grupo de sectores a los que se les devuelve el ISD. Además, una revisión de los aranceles que pagan los autopartistas por la importación de materias primas e insumos.

El Gobierno, por su parte, se ha comprometido a evaluar para el segundo semestre la política arancelaria anunciada en diciembre pasado.

La caída en participación de mercado de la industria ensambladora local ha afectado directamente al empleo en el sector, con recortes en distintas empresas ensambladoras y autopartistas. Una muestra de ella es que a comienzo de año la planta de GM OBB, ubicada en Quito, desvinculó a 125 trabajadores.

Suplementos digitales