Superintendencia autoriza a La Universal compra de f…
Afiliaciones de trabajadores domésticos son las que …
Comisión que investiga ‘Pandora Papers’ …
Yunda y 13 procesados por peculado dieron sus prueba…
Chimborazo registra un incremento del 5% en siniestr…
Moradora narra cómo fue la explosión en una gasoline…
Ciudadanos reportan explosión en San Bartolo, sur de Quito
López Obrador dice que los videojuegos promueven la …

Fin de una gran generación

Pablo Campos. Desde Santiago

Peleando hasta el final. Con más entusiasmo que ideas, a ratos con más músculo que fútbol. Así terminó el ciclo más exitoso de la historia del fútbol ecuatoriano, en el que Ecuador consiguió dos clasificaciones consecutivas a los mundiales.

Ayer, los Iván Hurtado, Édison Méndez, Segundo Castillo, José Cevallos… salieron de la cancha del estadio Monumental con la cabeza gacha, decepcionados tras el triste desenlace que tuvo esta eliminatoria para Ecuador. La Tricolor vio interrumpida su historia de éxitos y no estará en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Ecuador tenía que realizar una proeza: vencer a la poderosa Chile el día del festejo de la clasificación al Mundial. La Tri supo acallar por momento a los 46 000 hinchas de la ‘Roja’ que colmaron el estadio de Pedredos.

Sin embargo, siempre falló el remate final, como en todo el proceso. Como en aquel partido de octubre de 2007, cuando Ecuador perdió 1-0 en Quito con Venezuela y donde se dieron cuenta de que esta vez el objetivo para clasificarse iba a ser complicado.

Las ausencias de Antonio Valencia y Christian Noboa se disimularon en parte con la buena actuación de Édison Méndez como cerebro del equipo y Fernando Hidalgo como acompañante de Segundo Castillo en la primera línea de volantes. El jugador de Barcelona empezó nervioso pero mejoró en el segundo tiempo.

El técnico Sixto Vizuete había trabajado en la víspera con un esquema 4-5-1 con Christian Benítez como solitario punta acompañado por Jefferson Montero y por Christian Lara por los costados: los tres jugadores manejan bien el balón a ras de piso, pero carecen de la corpulencia para pelear la posesión del balón con jugadores de mayor vigor físico como el gigantón Waldo Ponce (1,92m) o el vehemente Gary Medel.

El mejor ciclo de la historia del fútbol ecuatoriano concluyó con Ecuador peleando. Pese a no ser favorito, pese a no tener a Valencia, pese a no tener a un delantero de peso en el área, Ecuador le complicó a Chile.

La mejor versión de Ecuador fueron aquellos lúcidos 15 últimos minutos del primer tiempo, en donde Montero y Méndez estuvieron cerca de vencer a Claudio Bravo. En esos momentos, el ánimo de los chilenos era tan gélido, que se miraban desde los graderíos del estadio.

Ecuador dio batalla, pero los araucanos demostraron su jerarquía. Si bien Ecuador peleó la posesión de balón, los ataques chilenos fueron más claros y las llegadas mejor hilvanadas. Alexis Sánchez, volando por el sector derecho y el implacable Humberto Suazo por el centro eran los dos arietes peligrosos. El otro ofensivo Jean Beausejour se lesionó en el  primer tiempo.

El ‘Chupete’ quería terminar como el goleador de las eliminatorias y redondear una temporada exitosa para el fútbol trasandino. Incluso en los días previos, jugadores como Jorge ‘Mago’ Valdivia prometieron que ayudarían al ex colo colino a lograr el objetivo. Y ayer Suazo y sus amigos cumplieron. Una definición de Suazo a los 52 marcó el triunfo de los chilenos y el fin de la era de gloria para la Tricolor.

Cinco minutos antes del final, Segundo Castillo vio la tarjeta roja por una entrada agresiva. Entonces nada parecía amenazar la victoria chilena. Después de eso, Ecuador tenía el balón, pero las ideas no fluían, no había opciones para lograr la remontada histórica.

El DT Vizuete miraba el partido desconsolado, serio desde el filo de la zona técnica. Lucía su tradicional bufanda tricolor y tenía la mano izquierda en el mentón.

Ya no daba instrucciones. En la cancha, los jugadores intentaban vulnerar la resistencia de Claudio Bravo, mientras  los hinchas pedían el fin del partido y el inicio de los festejos.

El pitazo del paraguayo Carlos Torres puso fin a una campaña ecuatoriana llena de tropezones y de errores. Ecuador, que contó en esta eliminatoria con uno de los mejores equipos de su historia, tendrá que hacer una revisión de todo el proceso. Llegará el fin de los ciclos de algunos seleccionados como Iván Hurtado,   Giovanny Espinoza, José Cevallos, Carlos Tenorio… y se espera que lleguen mejores tiempos de la mano de los Valencia, Montero, Rojas…

Suplementos digitales