Rotura del OCP y derrame de petróleo se registra en …
Temporal deja 300 familias afectadas en Balao; Tengu…
CAL suspendió calificación de proyectos para derogar…
Se presentó agenda Lgbtiq+ para Ecuador
Nuevos equipos llegaron al Inspi de Quito
La remediación en Zaruma se dará por etapas
Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…

26% de la flota de la empresa pública Correos del Ecuador opera

La empresa pública de courier Correos del Ecuador entregó 642 816 paquetes en el primer trimestre de este año. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La empresa pública de courier Correos del Ecuador entregó 642 816 paquetes en el primer trimestre de este año. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La empresa pública de courier Correos del Ecuador entregó 642 816 paquetes en el primer trimestre de este año. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Las demoras en los tiempos de entrega de los paquetes siguen siendo una de las quejas de los usuarios de la empresa pública Correos del Ecuador.

También es una de las preocupaciones de la nueva gerencia, que se plantea una reingeniería de la institución. Aunque los tiempos de espera y el número de paquetes demorados han disminuido, el problema persiste.

De acuerdo con datos de la empresa pública, en mayo pasado contaba con 1 296 paquetes demorados, una cifra significativamente menor a los 102 544 que tenía en enero.

Sobre los tiempos de entrega, la empresa aclara que únicamente es responsable del paquete cuando llega al país. A inicios de este año, el promedio de entrega era de 120 días. En mayo, logró bajar a un promedio de 20 días. Pero solo en aquellas piezas compradas en línea en las que la tarifa por trámites de nacionalización fue cancelada antes de que el paquete saliera de aduana.

Cuando es pagada luego, el promedio se incrementa a 68 días, aseguró la firma.

Este valor, de USD 3,51, se cobra desde octubre del 2017 por paquetes con pesos de hasta 2 000 gramos, comprados vía Internet, que ingresan al país.

El cobro de la nueva tarifa fue el motivo por el que Margarita Alvear dejara de comprar por Internet. Antes lo hacía todos los meses por el portal Wish, que realiza sus entregas a través de Correos del Ecuador.

Alvear solía comprar bisutería, estuches de celular y ropa.

“No tuve problemas porpérdida de encomiendas, pero demoraban mucho, dos o tres meses desde el despacho de la tienda”, comenta sobre el servicio de la empresa de ‘courier’.

El portal Wish justificaba que había retrasos en la desaduanización.

La nueva tasa no desalentó a Jorge San Pedro, que hoy sigue comprando por Wish y AliExpress con una frecuencia de dos veces al mes, principalmente objetos de colección, como billetes y monedas.

A San Pedro no le preocupa la espera y conoce muy bien el procedimiento que debe hacerse en línea a través de la plataforma Avísalo de Correos del Ecuador, para alertar sobre su paquete y hacer el pago de la tasa de USD 3,51. “Mientras más pronto pagues, más rápido te entregan”.

Si bien las demoras en el pago pueden retrasar las entregas según la empresa, María Dolores Bermeo, gerente general desde el pasado marzo, admite que hay otros factores que impiden cumplir adecuadamente con la alta demanda que tiene la empresa.

Uno de ellos es la falta de mantenimiento de la flota vehicular (autos, motos…), “por decisiones postergadas”. De 502 unidades, apenas 129 están operativas.

La titular señaló que de la flota no operativa, una parte se repotenciará y otra se dará de baja. Pero el plan es lograr alianzas público-privadas con operadoras de transporte, que permitan cubrir la demanda.

En el 2017, la empresa entregó 3 021 277 paquetes; es decir, tres veces más de lo entregado durante el 2016 (ver gráfico). Para Bermeo este comportamiento es producto del crecimiento del comercio electrónico en el Ecuador.

Este incremento en el servicio no ha tenido mayor impacto en la rentabilidad de la empresa, que al mes tiene un déficit promedio de USD 700 000.

Las deudas a mayo pasado eran de USD 9 millones, mientras que las cuentas por cobrar están en 7,7 millones. Los ingresos de la empresa han caído en los últimos cinco años en al menos 14 millones.

Para Bermeo, la salida del servicio Club Correos en el 2015 tuvo gran peso, puesto que representaba el 20% de facturación. Este servicio permitía a los usuarios tener un casillero en Miami y traer su mercancía menor a 4 kilos y con un valor declarado de hasta USD 400 sin pago. No descarta que se reactive.

Adicionalmente, la empresa invirtió en negocios que no dieron los resultados esperados, como el Servicio de Logística y la Unidad de Negocios Logísticos, creados en el 2014 para clientes corporativos.

Un informe de la Contraloría sobre este servicio determinó que entre enero del 2014 y septiembre del 2016 se percibieron ingresos menores a los proyectados por contratos inconclusos y pendientes de liquidación.

En el 2016, otro informe del ente sobre la compra de máquinas clasificadoras para correspondencia y paquetería observó que el proyecto no consideró en su diseño la infraestructura necesaria para la instalación de los equipos, por lo que se hizo necesaria la construcción de un galpón.

El costo inicial en el 2012 era USD 9 millones, pero terminó registrando gastos por USD 31,4 millones.

La empresa planea a futuro la implementación de un sistema ERP, un software que permite la automatización de procesos empresariales. También está en piloto la aplicación móvil En Ruta, que permite conocer la ubicación del cliente mediante código de barra.

Para bajar costos se efectúa un recorte de personal desde hace más de un año. Hasta mayo, la disminución fue de 108 personas. Para julio esperan llegar a una nómina de 1 216 empleados.

Suplementos digitales