9 de marzo de 2019 15:34

Édgar Jácome: ‘Primer eje del plan es que se apruebe Estatuto Autonómico’

Entrevista a Édgar Jácome candidato de la Lista 7 (AEA). Foto: EL COMERCIO

Entrevista a Édgar Jácome candidato de la Lista 7 (AEA). Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 3
Jorge R. Imbaquingo. Editor
politica@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Édgar Jácome pone distancia del resto de candidatos a la Alcaldía, al decir que él buscó la candidatura; a diferencia de los otros que -sostiene- juran que gremios u organizaciones sociales les pidieron que aceptaran la nominación.

¿Por qué quiere ser Alcalde de Quito ?
Siendo niño me soñé siendo alcalde. Mi padre fue uno de los obreros que construyó los túneles de Quito. Vivíamos muy cerca, en El Tejar, al terminar de trabajar llegaba y hablaba de lo impresionante de la obra y eso me enamoró de la posibilidad de hacer cosas grandes. Le pregunté quién podía hacer cosas así y él decía ‘un superalcalde’. Le preguntaba qué hay que hacer para ser alcalde.

Es una historia de más de 41 años...

Así es. Y ahí apareció este deseo de hacer política y apuntarle a la Alcaldía de Quito. He trabajado más de un año para conseguir un espacio para una candidatura. Nadie me propuso, como dicen muchos candidatos que han sido convocados por las agremiaciones, la sociedad civil, el llamado cívico popular. La diferencia conmigo es que yo siempre busqué este espacio, lo fui construyendo día a día, y en el último año fue una lucha más constante. Al final, la lista 7 me dio la oportunidad. Mi proyecto de trabajar una candidatura a la Alcaldía es el proyecto de un administrador.

edgar jacome si yo fuera alcalde


¿Qué ha hecho para cumplir ese sueño de niñez?

He venido estudiando toda mi vida. Estudiar no ha sido solo un objetivo sino más bien el trabajo del día a día. Estudié una licenciatura en Contabilidad, un doctorado en la Facultad de Administración de la Universidad Central y una maestría en la Universidad Andina en Relaciones Internacionales y he estudiado un par de diplomados. Luego, soy un emprendedor y un empresario vinculado al sector privado. Inicié mi primera empresa a los 24 años. No me defino como un gran empresario, pero soy una persona que genera empleo y emprendimiento. Hace 10 años entré al negocio turístico y soy padre de familia, con dos hijas pequeñas. Mi esposa es el puntal de mi hogar.


¿Cuáles son las principales líneas de su plan de acción para el Municipio?
Ya no hay cabida para más errores creados por la clase política de las últimas tres décadas. Nuestra propuesta, Quito vuelve a soñar, se proyectó con un estudio de más o menos una década de modelos de gestión exitosos que miden ciudades del mundo.

Ha tomado ideas de lo mejor de cada ciudad...
Sí. En la seguridad hay ciudades como Madrid o Santiago que tienen sus guardias civiles. Nosotros proponemos una guardia municipal para proteger el espacio público, con un cuerpo armado y equipado para proteger a los ciudadanos y a ese espacio público.

Pero esa es una competencia del Gobierno central...
Eso es algo que dicen todos, no es mi competencia, se lavan las manos. El Estado lo hace medianamente o mal, y al final no lo hace nadie y el problema sigue ahí. Para nosotros, gestionar la seguridad será parte de nuestra competencia. El proyecto Quito vuelve a soñar tiene siete ejes, el primero es la aprobación del Estatuto Autonómico, que le daría a Quito la autonomía y competencias plenas para ejercer acciones inmediatas, integrales y a largo plazo. Quito fue definido como Distrito Metropolitano y no se aprobó el Estatuto Autonómico por falta de voluntad política, por ineficiencia de las administraciones.

¿Para esto se necesitaría una consulta popular?
Por supuesto. La ruta es la siguiente: nosotros tenemos un proyecto de Estatuto Autonómico, está listo; le hemos ahorrado a la ciudad con eso unos ocho meses de trabajo. El primer día de actividades lo presentamos al Consejo, esto se envía a un control constitucional y el pueblo es el que aprueba el Estatuto Autonómico. Y así empezamos a solucionar la problemática, y le damos a Quito la administración de un Distrito Metropolitano y no de un pueblo, como es ahora.

¿En la consulta solo se preguntará sobre el Estatuto Autonómico?
Es el primer paso. Aprobamos el Estatuto Autonómico y luego tenemos competencia sobre los otros seis ejes que hemos definido. El segundo es productividad, industrialización, turismo y empleo; el tercero es la vialidad y el transporte; el cuarto, el plan ecológico sostenible; el quinto eje, la seguridad que protege al espacio público; le dotamos de la ciudad de al menos 10 000 cámaras de seguridad, que es un déficit en la capital, y que gestionamos herramientas humanas y tecnológicas para la seguridad. El sexto es el ordenamiento territorial y vivienda. Y el séptimo es la cultura, que es como la economía y como el turismo: no hay que regularlo.

¿Cuál es su plan de gobernabilidad dentro del Concejo?
Los concejales deben dedicarse solo dos cosas: legislar y fiscalizar. Ha sido esa gran maraña de corrupción en la que está en eso este Concejo Metropolitano, altamente cuestionado. Ya sabemos todos que hay dos concejales que en lugar de estar en la cárcel van con grillete al Concejo. Para sortear este gran problema lo único que hay que hacer es que los concejales se dediquen a cumplir la ley.

Hoja de vida

Es doctor en Contabilidad y Auditoría por la Universidad Central.
Tiene una maestría en Relaciones Internacionales por la Universidad Andina Simón ­Bolívar. Es un emprendedor con 10 años en el sector turístico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)