Pico y placa en Quito inicia con semáforo epidemioló…
Erick Benítez: ‘Crímenes reflejan el aumento de la …
Solidaridad y unión de vecinos ayudan a detectar cas…
Planteles no fiscales podrán acordar modalidad a distancia
Cinco locales fueron clausurados en Guayaquil por in…
Alcaldesa Viteri dice que colaborará con la Policía …
6 419 nuevos casos positivos de covid-19 se registra…
Militares realizan operativos de control en calles d…

3 provincias se quedaron sin luz

La ciudad se quedo sin luz eléctrica por problemas de la caída de una línea de 46 000 voltios. El alumbrado público de la av Simón Bolívar en el sur de la ciudad se mantuvo apagado. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La ciudad se quedo sin luz eléctrica por problemas de la caída de una línea de 46 000 voltios. El alumbrado público de la av Simón Bolívar en el sur de la ciudad se mantuvo apagado. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Un problema en la línea de transmisión Santa Rosa-Totoras, causó apagones en todo el Distrito informó la Empresa Eléctrica Quito (EEQ). La falta de energía eléctrica se produjo desde las 16:10.  Las principales calles y avenidas de la ciudad se caotizaron por falta de semáforos, según reportes emitidos por conductores y ciudadanos a través de las redes sociales.

Los trabajos para restablecer la energía fueron coordinados entre el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y técnicos de la EEQ. A las 20:15, la EEQ confirmó que el servicio  se normalizó.

Durante las cuatro horas que no hubo el suministro de energía, los negocios resultaron afectados. Incluso en centros comerciales como el Quicentro Shopping, algunos locales optaron por cerrar sus puertas. Los sistemas de transporte municipal como el Trole, Ecovía, Corredor Sur Oriental y Occidental operaron normalmente.

Desde las 18:45, el tránsito vehicular se fue normalizando.

En el norte del país también hubo afectaciones.  La línea de transmisión cubre las provincias de Imbabura, Carchi y Pichincha.

En Imbabura, producto del corte, la mayoría de almacenes, discotecas y bares se vieron obligados a cerrar sus puertas. En Otavalo, por ejemplo, la Sala de Imagen y Sonido (SISA),  que proyectaba la película Aventuras Caninas suspendió la función que había empezado 35 minutos antes.

En Tulcán solo atendieron los negocios que disponen de una planta eléctrica propia, como el Maxipan. En otros establecimientos se atendió con velas. El corte de luz también provocó caos vehicular  en  Otavalo, Ibarra y Tulcán.

Suplementos digitales