Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Productores de plátano piden controles para un pago pago justo del precio del producto

En las fincas plataneras de El Carmen, en Manabí, la producción se redujo por las bajas ventas. Foto: EL COMERCIO

En las fincas plataneras de El Carmen, en Manabí, la producción se redujo por las bajas ventas. Foto: EL COMERCIO

En las fincas plataneras de El Carmen, en Manabí, la producción se redujo por las bajas ventas. Foto: EL COMERCIO

Jenny Cevallos tuvo que eliminar cinco hectáreas de sembríos de plátano para no perder la producción que no ha podido vender por la crisis que enfrenta el sector.

Los productores del cantón El Carmen, en Manabí, en la Costa del Ecuador, dicen que el precio de la caja del plátano barraganete para exportación ha caído poco a poco hasta ubicarse en USD 3 en enero de 2020. Incluso las ventas bajaron desde octubre de 2019 porque pocos comerciantes les compran para llevarlos a las exportadoras.

El valor referencial de la caja de barraganete de 68 libras es de USD 7,30 en el mercado nacional, pero los agricultores cuentan que los intermediarios les pagan menos de la mitad.

Una de las razones es que la venta del producto se ha concentrado en las zonas donde se realizaron nuevas siembras y que ya han empezado a producir. Así lo asegura el presidente de la Federación Nacional de Plataneros, Luis Góngora. El dirigente señala que los comerciantes se trasladaron a sitios como Quinindé, Quevedo, Balsar y Naranjal para captar la nueva producción. Los productores del cantón El Carmen, en la provincia de Manabí, sienten el impacto.

Esta situación movilizó a los plataneros de esa jurisdicción que piden controles para reactivar las ventas y el pago justo. Ese cantón es uno de los mayores productores en el país. De este territorio sale el plátano barraganete que se exporta a Estados Unidos y Colombia.

Los agricultores han protestado en las calles de los exteriores de sus fincas. “No tenemos a quién vender, por eso nos vemos obligados a sacar las cajas que quedan a las calles para que la compren por lo menos en USD 1”, cuenta, Jenny Cevallos, agricultura del lugar.

Ella produce en su finca 300 cajas a la semana, pero desde que se siente la crisis vende apenas 60. El resto intenta venderlo a las personas que llevan el producto a los mercados del cantón. Para evitar más pérdidas, esta semana tomó la decisión de erradicar unas 3 000 plantas que tenía en cinco hectáreas. Así evitará que el producto se desperdicie por la falta de compradores.

Funcionarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería se reunieron con los dirigentes plataneros el martes 28 de enero del 2020.

La entidad ofreció ejecutar controles en conjunto con la Gobernación de Manabí para verificar que se cumpla el pago justo. En esa cita los directivos del sector platanero contaron que el impacto ocurre por la siembra que se permitió en las zonas donde se sustituyó la palma africana por el plátano.

Y eso ha significado una sobreproducción porque la cosecha ya se inició en esos lugares, asegura el presidente de la Federación Nacional de Plataneros, Luis Góngora.

“En Quinindé, Quevedo, Balsar y Naranjal donde nunca hubo plátano en abundancia ahora lo hay. Los contenedores que abastecíamos se están trasladando a esos sitios y a nosotros nos dejan al margen de las ventas”.

Anualmente el sector platanero ecuatoriano produce 651 968 toneladas que salen de 100 603 hectáreas. Solo en Manabí la cosecha del año pasado fue de 235 049 toneladas.

Suplementos digitales