Las fiestas de Quito ‘saben’ mucho mejor en las ‘huecas’
Envíos de oro ascendieron a 12 toneladas
Madres interponen demandas por intercambio de bebés …
Pico y placa en Quito: Restricciones para este viern…
Resumen de la jornada noticiosa de este 1 de diciembre
La protección de la Amazonía ecuatoriana requiere US…
Congreso de Perú admite a trámite nueva moción de de…
Ecuador reabre su oficina comercial en Canadá

Obras Públicas retoma construcción de vía en la zona de Piedra Fina

La longitud de la variante vial será de 8,9 kilómetros y pasará por el Parque Nacional Cayambe Coca. Foto: Facebook TV Chaco

El titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Darío Herrera, visitó la mañana de este miércoles 21 de septiembre del 2022 la zona del epicentro de la erosión regresiva del río Coca, en el sector de Piedra Fina, en San Luis, cantón El Chaco, Napo.

Junto a pobladores y autoridades de la zona, el funcionario recorrió los sectores afectados y escuchó las demandas de los lugareños, a quienes informó que este jueves 22 de septiembre del 2022 se reinicia la construcción de la variante de un tramo la vía E-45, Quito - Lago Agrio, para conectar las provincias de Napo y Sucumbíos.  

La longitud de la variante vial será de 8,9 kilómetros y pasará por el Parque Nacional Cayambe Coca.  Herrera señaló que ya se han solventado las trabas legales que impedían la construcción de esta vía alterna por esta reserva nacional.

 "Decidimos reiniciar la construcción de la variante, que ahora tendrá una longitud de 8,9 kilómetros, originalmente pasaba los 10 kilómetros, algo que no está permitido por el tema ambiental y de permisos y tramitología, por eso se necesita que la vía sea de menos de 10 kilómetros", dijo Herrera.

Moisés Castillo, morador de El Chaco, espera que efectivamente la obra empiece este jueves, "ver para creer", dijo. El paso por la E-45 fue cerrado completamente hace más de ocho meses, cuando se registró un gran colapso de la calzada por efectos del fenómeno natural.

Según un comunicado del MTOP, la ejecución de la variante estará a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército Ecuatoriano con una inversión de USD 25 millones en un periodo de ocho a diez meses. 

Paralela a esta intervención se creó una comisión técnica, encabezada por el viceministro de Infraestructura del Transporte, Andrés Pino, para dar seguimiento a la posibilidad de un paso emergente como segunda opción.