Joven cayó en una alcantarilla y quedó inconsciente …
Riobamba contará con 62 nuevos agentes de tránsito d…
Ejecutivo presenta Plan de Desarrollo y pide apoyo d…
Pleno del TCE niega recusación a juez en caso por in…
100% de aforo autorizado para buses de transporte in…
El CAL admitió a trámite denuncia contra Eckenner Recalde
Brasil se compromete a compartir tecnología de vacun…
Azuay, Cañar y Morona Santiago tienen 21 000 adolesc…

Algunos moradores del suroeste de Guayaquil salieron de sus casas ante los dos sismos

Moradores de Guayaquil salieron a las calles por temor a más réplicas. Foto: Twitter

Moradores de Guayaquil salieron a las calles por temor a más réplicas. Foto: Twitter

Moradores de Guayaquil salieron a las calles por temor a más réplicas. Foto: Twitter

Los sismos de 5.9 y 6.2  grados que la noche de este domingo 10 de julio se registraron en la Costa ecuatoriana alarmó a varios moradores del suroeste de Guayaquil quienes salieron de sus casas ante el movimiento telúrico.

Martha García, de 53 años, cuenta que cerca de las 21:00 estaba al interior de su vivienda ubicada en las calles Tungurahua y Gómez Rendón, cuando sintió el sismo salió a la calle junto a su esposo y a su hijo para protegerse.

Al igual que García varios habitantes de este sector salieron de sus viviendas. José Crespo estaba comprando un cuarto de pollo en un asadero del lugar, pero al sentir el movimiento, corrió hacia su carro donde lo esperaban sus hijos.

El ECU 911 reportó que recibieron llamadas por personas que se encontraban atrapadas en el ascensor en calles Pedro Carbo y Junín. Ya se coordinó atención con Policía y Bomberos

El Instituto Geofìsico de la Politécnica Nacional informó que los sismos de 6.2 y 5.9 grados fueron en Mompiche (Esmeraldas) y se produjeron pasadas las 21:00

José Pérez, quien vive en Portete y Abel Castillo, dijo que el segundo movimiento fue más fuerte por lo que tuvo que hacer que toda su familia salga de su domicilio.

Suplementos digitales