Llegada de humedad y reducción de la temperatura en Quito desde la tarde del 27 de agosto

Una imagen  del ruco Pichincha en Quito. Foto: Patricio Teran / EL COMERCIO

Una imagen del ruco Pichincha en Quito. Foto: Patricio Teran / EL COMERCIO

En las mañanas soleadas y con pocas nubes desde Quito se aprecian los volcanes Cayambe, Cotopaxi, entre otros. En esta imagen se ve el Rucu Pichincha. Foto: Patricio Teran / EL COMERCIO

Aliste el paraguas. El pronóstico del clima para las próximas 72 horas advierte la presencia de lluvias en Quito. Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), para mañana, jueves 27 de agosto de 2020, se espera la llegada de humedad, la reducción de la temperatura máxima, neblina por la noche y lluvias en la parte sur de la ciudad y en el noroccidente.

“Viene humedad desde la parte norte del continente. Se prevén lluvias y chubascos en el cinturón interandino. Para mañana temprano (27 de agosto) se espera un cielo parcialmente nublado y con lluvia por la tarde. El viernes 28 llegarán más lluvias en toda la ciudad, producto de esta humedad”, indica Edgar Vaca, analista de Pronósticos y Alertas Hidrometeorológicas del Inamhi.

Para el fin de semana (29 y 30 de agosto), la situación no será mejor. Es decir, habrá lluvias y la temperatura máxima será de 21 o 22 grados centígrados y mínima de 9 o 10 grados. “Por esta temporada seca se espera que en las noches haya un cielo despejado y presencia de neblina”, agrega Vaca.

El Inamhi advierte también que los índices de radiación ultravioleta para Quito se mantendrán entre alto y extremadamente alto. Este miércoles 26 de agosto de 2020, la radiación está en un rango de 10 a 13 puntos, que es el más alto.

Los expertos aconsejan a las personas buscar la sombra, usar protector solar y cubrirse del sol con una sombrilla o con prendas de vestir como pantalones y camisas manga larga. También puede usar sombrero, gafas; evite los colores oscuros. La temperatura máxima para hoy, 26 de agosto, es de 24 grados centígrados; el cielo despejado y sin lluvias.

El Inamhi advierte también que los índices de radiación ultravioleta para Quito se mantendrán entre alto y extremadamente alto. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Características climáticas en la Sierra son las habituales en esta época del año

A lo largo del Callejón Interandino se han registrado mañanas soleadas, con poca nubosidad y altas temperaturas que se incrementan al mediodía y descienden drásticamente en las noches. Estas condiciones se mantendrán al hasta el 27 de agosto.

Así lo confirmó el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), este miércoles 26 de agosto del 2020.

Raúl Parra, técnico de Pronóstico de esta entidad, explicó que las características climáticas de estos últimos dos días son las habituales a esta época del año cuando la Sierra atraviesa por la época seca.

Sin embargo, Parra indicó que sí se han presentado anomalías en lo que va de esta temporada como lo ocurrido el pasado viernes en Papallacta (en el nororiente del país).

Ese día se reportaron nevadas en ese sector y en las zonas más altas de otras cinco provincias de la región andina. Esos eventos –que sí han ocurrido en años anteriores- fueron considerados como anomalías dentro de la época seca.

“En este último mes las condiciones han sido atípicas a diferencia de otros años. Las condiciones han sido variables porque los sistemas (atmosféricos) han estado actuando de diferente forma”, señaló Parra. Muestra de ello fue lo ocurrido con las nevadas.

En esa ocasión, el ingreso de masas húmedas que se juntaron con las bajas temperaturas del Callejón Interandino provocaron la caída de nieve en varias provincias. Pero en lo que va de esta semana ya ingresaron masas de aire seco desde la Amazonía a la Sierra, por lo que hay pocas nubes y los días son calurosos.

Estas características, que son habituales en la época seca, se prolongarán al menos hasta el próximo sábado. Para el fin de semana, dijo el técnico del Inamhi, se prevé un posible incremento de la nubosidad en la Sierra.

Parra aclaró que la época seca no implica una ausencia total de las lluvias, por la ubicación geográfica en la que está Ecuador, sino que ocurren con menos frecuencia.

Otro cambio que se registró en este año fue la llegada tardía de la época seca a la Sierra. En mayo, indicó el especialista, empieza la transición a esta temporada pero en ese mes las lluvias se incrementaron.

Pese a estas alteraciones, el Inamhi espera que la fase de transición a la época lluviosa arranque desde la segunda quincena de septiembre.

Suplementos digitales