Trabajadoras sexuales exigen que se respete su labor…
Operar el Metro en el 2022, entre las ofertas de Guarderas
Trabajadores tendrán jornada laboral más corta en Em…
Constructores piden al Biess mayor asignación de hip…
Chile aprueba el matrimonio igualitario
Individuos explotaron cajero automático en Sangolquí
Cámaras de Comercio piden subir productividad para e…
55 profesionales se capacitaron en vigilancia epidem…

Nuevos protocolos en pistas aéreas de Ecuador

El nuevo formato se aplica en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito y otros tres aeropuertos del país. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Cuatro aeropuertos en Ecuador implementan desde este jueves 4 de noviembre de 2021 el nuevo Formato Global de Notificaciones de Condiciones de Pista (GRF, por sus siglas en inglés), según informó la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

El ente rector del sector aeronáutico precisó que el nuevo formato se aplica en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, en el Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, en el Aeropuerto Mariscal La Mar de Cuenca y el Ecológico Seymour, situado en la Isla de Baltra, en el archipiélago de Galápagos.

Más de 60 controladores de tránsito aéreo y 54 técnicos en información aeronáutica recibieron capacitaciones la semana pasada y participaron en simulacros de aplicación del nuevo protocolo.

Ecuador inicia la aplicación progresiva del nuevo formato en cumplimiento con la disposición de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que establece su ejecución a escala mundial a partir del 4 de noviembre.

El organismo internacional fue el encargado de desarrollar este nuevo formato que evalúa e informa de manera estandarizada las condiciones de una pista y su eficacia de frenado, para prevenir incidentes o accidentes con las aeronaves, principalmente durante el aterrizaje, y garantizar la seguridad de sus operaciones.

El GRF divide a la pista en tres secciones, cada una de las cuales dispone de una nomenclatura única de notificación. La información se refiere a contaminantes, que incluye porcentaje, espesor y tipo, principalmente por condiciones climáticas (agua, nieve, hielo, ceniza volcánica o polvo), caucho u objetos extraños.

La correcta aplicación del GRF implica un proceso en el que intervienen distintas áreas de servicio de un aeropuerto.

Los operadores aeroportuarios inician con la recolección de datos sobre las condiciones de la pista, esta información es transmitida a los técnicos en información aeronáutica, que a su vez la remiten a la tripulación de la aeronave, que valora los datos y los usa para determinar la forma de proceder durante el aterrizaje. Todo el proceso se desarrolla gracias a una constante retroalimentación para mantener actualizado el GRF.

La Dirección de Aviación Civil informó que continuará la aplicación del Formato Global de Notificaciones de Condiciones de Pista de forma progresiva para llegar a todos los aeropuertos del país.

Suplementos digitales