Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

Las camineras y otros espacios del malecón de la playa de Las Palmas, en Esmeraldas, fueron arreglados

Los dueños de negocios en el malecón de Las Palmas, en Esmeraldas, arreglan una parte de la zona afectada. Foto: cortesía Roy Ortega

Los propietarios de los bares y restaurantes de la playa Las Palmas, en Esmeraldas, realizaron una minga para reparar una parte de las camineras que están afectadas por la falta de mantenimiento.

Lo hicieron luego de que la semana pasada algunos turistas se quejaran por la suerte de erosión que se produjo en un área destinada para los peatones que conduce hacia la arena.

Los dueños de 13 locales hicieron una colecta para reunir dinero con la finalidad de comprar clavos y ciertos maderos que permitieron sustituir las pequeñas tablas averiadas.

La intervención se realizó entre el viernes 18 y la mañana de este 19 de junio del 2021.

Wálter Drouet, propietario del local Mondo, aseguró que estos daños generan una pésima imagen al regenerado malecón y hace que las personas no asistan al espacio de los negocios por falta de garantías para transitar; más aún cuando se trata del trayecto más concurrido.

Roy Ortega, uno de los visitantes, dijo que es satisfactorio ver que los mismos inquilinos del malecón se unan para conseguir mejorías para su espacio de trabajo y sin esperar que llegue la intervención oficial. “Este es un atractivo que merece estar en mejores condiciones ahora que la provincia se encuentra en plena reactivación económica”. Las quejas de los usuarios tomaron fuerza porque las pequeñas tablas dañadas se partieron en la mitad y los exponían a sufrir lesiones mayores, como heridas en los pies por los maderos en mal estado.

La Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) es la que se debe encargar de las reparaciones de las camineras y de todo el espacio aledaño a la playa.

La entidad informó en un comunicado, a finales de mayo, que el mantenimiento se suspendió por la pandemia para proteger de algún tipo de contagio por covid-19 al personal que se dedica a estas tareas.

Esto provocó un acelerado deterioro, no solo en el suelo con pequeñas tablas, sino en bancas y luminarias.

Según Flopec, la infraestructura destinada para la distracción de visitantes y turistas está expuesta a un permanente daño estar frente al mar, por la salinidad.

Durante el año pasado, esta empresa pública realizó otro de tipo de mantenimiento como en instalaciones eléctricas, sustitución de baldosas y limpieza hidrosanitaria. Ahora se espera una nueva intervención integral.