Un fin de semana con alta radiación y fuertes viento…
CELEC adjudicó 4 pólizas a privados y deja a Sucre q…
Autobús en Bolivia se convierte en ‘oficina mó…
38 ecuatorianos acceden a becas europeas de maestría…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo

Noches y madrugadas más frías a partir de este 22 de junio de 2021

Las recientes condiciones atmosféricas han generado un ingreso más continuo de humedad, que han provocado más aguaceros y una sensación de más frío que lo habitual en la región Sierra. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Si bien en julio y agosto se registran los picos más altos de la época seca en la Sierra, en junio ya se esperaban menos lluvias y más días calurosos. Algo que no ha ocurrido del todo hasta hoy 22 de junio del 2021. 

Según los registros del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) en junio del 2020 se reportaron menos precipitaciones que las registradas en este mes. En esa ocasión, solo en Quito cayeron 63,4 milímetros de agua por cada metro cuadrado (mm). 

Pero este año, solo en la estación del Inamhi ubicada en el norte del Distrito –sector Iñaquito- han caído más de 86,7 mm. El promedio esperado para todo el mes en este sector era de 38,8 mm. Mientras que, en el sur, en Cutuglahua, se esperaban 67,9 mm pero ya han caído 191,4 mm. 

“Este mes se ha caracterizado por ser muy lluvioso en toda la Sierra ecuatoriana y específicamente en Quito”, confirmó Vladimir Arreaga, técnico del área de Pronóstico del Inamhi

Lo normal es que durante junio llueva, pero muy poco, haya días más soleados y con pocas nubes. Pero las recientes condiciones atmosféricas han generado un ingreso más continuo de humedad, que han provocado más aguaceros y una sensación de más frío que lo habitual.  

Estos cambios también responden a una perturbación meteorológica denominada oscilación de madden – julian, que es una especie de onda de baja presión que en estos días ha ingresado al continente, y ha incidido en el incremento de las lluvias

Pero los análisis del Inamhi proyectan que para los próximos días las condiciones mejoren, los cielos se muestren más despejados, aumente la temperatura principalmente durante el mediodía y llueva con menos frecuencia. Características propias de la época seca

Otro de los indicadores de este tiempo es el descenso drástico de las temperaturas, desde la noche y durante la madrugada, ante cielos con pocas nubes que ya no permiten un efecto de calentamiento sobre la superficie terrestre.  

El Inamhi precisamente alertó sobre esta posibilidad en el descenso de las temperaturas a partir de la madrugada de hoy martes  22 de junio, hasta el próximo viernes y en todo el callejón interandino. Pero esto ocurrirá solo en la noche y madrugada, aclaró Arreaga.  

Según esta alerta, la falta de humedad en el ambiente puede provocar temperaturas mínimas de hasta 4°C, que pueden afectar a los cultivos en las zonas con mayor altitud.