Banco Mundial reitera apoyo a Ecuador en temas de sa…
Vía se cerró por aparato sospechoso en Quito
Cifra de migrantes ecuatorianos detenidos en la fron…
Oleajes afectan 19 casas y tres kilómetros de vías e…
¿Cuándo inician las graduaciones de bachilleres en e…
Mujer está procesada por insultar, intentar atropell…
John Poulos fue grabado en video con una maleta en l…
México en alerta por reto viral de tomar medicamento…

Un Decreto Ejecutivo para proteger a Yahuarcocha

Redacción Política

La Presidencia decretó el estado de excepción para la laguna de Yahuarcocha. La decisión la tomó anteayer el presidente Rafael Correa, antes de viajar a Inglaterra.

En el Decreto, número 107,  se estipula que el estado de excepción tiene el propósito de superar los niveles de contaminación de la laguna, ubicada en Imbabura. Para esa tarea, la Presidencia prohibió cualquier descarga o actividad que produzca un impacto ambiental en la zona.

Específicamente, se señala que los altos niveles de contaminación en la laguna, sus orillas y áreas circundantes, son “atribuibles a la sedimentación, contaminación de aguas, emisión de desechos sólidos, ganadería, pesca, retiro de las totoras, la tala y quema de la vegetación de las laderas”, entre otras causas.

El Ministerio del Ambiente será el encargado de ejecutar y supervisar el cumplimiento del estado de excepción, que entró en vigencia a pesar de que el Decreto Ejecutivo aún no se ha publicado en el Registro Oficial. 

Sin embargo, en el documento  no se especificó cuánto tiempo durará la emergencia ni si se entregarán  recursos económicos para superar el problema.

El estado de excepción es una respuesta a la emergencia que declaró el Municipio  de Ibarra, hace una semana. Su intención era conseguir el apoyo del Gobierno y de los ministerios involucrados para superar el problema ambiental en la laguna. 

El Cabildo imbabureño tiene  un plan para recuperar Yahuarcocha. En él se contempla frenar la erosión y la deforestación de las cuencas hidrográficas. Además, disminuir la contaminación, controlar las  construcciones, el caos vehicular y el aumento de las ventas en toda la zona.