Una comisión estudiará la muerte de B. Wizuma




Ayer por la mañana hubo ruedas de prensa de diferentes sectores legislativos para referirse a la muerte del maestro bilingüe Bosco Wizuma. Los primeros en hablar fueron los asambleístas de Pachakutik y MPD. La asambleísta Lourdes Tibán responsabilizó al Gobierno. Enseguida, los asambleístas del Partido Social Cristiano (PSC) intervinieron.

Cynthia Viteri pidió no solo la destitución del ministro de Gobierno, Gustavo Jalkh, y del Comandante de Policía, sino también su enjuiciamiento penal. “Queremos ver qué hace ahora el Fiscal General, si mete la cabeza como avestruz”, preguntó la asambleísta de oposición.

Luego, la bancada de Alianza País, en pleno, en el ex salón del Senado, se pronunció sobre el incidente en Macas, para rechazar las afirmaciones que responsabilizan al Régimen de la muerte del dirigente shuar y sumarse al llamado al diálogo a los dirigentes indígenas.

El asambleísta César Rodríguez dijo que la investigación  ordenada por el Gobierno  “es la mejor demostración de que se va a garantizar que la movilización ciudadana no sea utilizada como plataforma política por ninguna fuerza retardataria”.

Al mediodía, el titular de la Asamblea, Fernando Cordero, anunció la conformación de una comisión especial para que investigue en el lugar las causas de la muerte del maestro.

El grupo lo conforman Diana Atamaint, de Pachakutik; Beethoven Chica y Armando Aguilar, de Alianza País; Andrés Páez, de la  ID; Nívea Vélez, de ADE, y Guillermina Cruz, del PSP.

Cordero dijo que la comisión debe presentar un informe urgente hasta el lunes. También garantizó que la Asamblea fiscalizará  “cualquier manifestación donde el poder público haya tenido algún error”. Aprovechó para decir que el escenario para el diálogo sobre las leyes que cuestiona la Conaie es la Asamblea y que incluso Rafael Correa puede asistir como legislador.

Suplementos digitales