Gobierno desvincula a gerentes por pérdidas en produ…
Infantes de Marina iniciaron operativos de control e…
Gobierno analiza compra conjunta de medicamentos ent…
Fuerzas Armadas realizan operativo de control de arm…
Tránsito, reuniones…expertos analizan alcance…
Comisión recomienda juicio político para el exminist…
Familia de niño asesinado en heladería anuncia deman…
Hospital Pablo Arturo Suárez reabrirá consulta exter…

Colombia venció de visita y arruinó la fiesta de Paraguay

Asunción. Reuters

La selección de fútbol de Colombia derrotó 2-0 a Paraguay para terminar con dignidad la eliminatoria sudamericana al Mundial 2010.

El triunfo dejó a Colombia en séptimo lugar de las eliminatorias sudamericanas y  arruinó la fiesta del local, que buscaba despedirse con un triunfo y en lo más alto de las posiciones.

La victoria del conjunto cafetero, además, evitó que Paraguay coronara una campaña brillante en la primera ubicación de la tabla del torneo clasificatorio.

Los cafeteros vencieron en Asunción con anotaciones de Gustavo Ramos a los 62 minutos y Hugo Rodallega a los 81.

Paraguay finalizó con 33 puntos detrás de Brasil, que sumó 34, y de Chile, que obtuvo los mismos puntos que la albirroja pero mejor diferencia de gol.

Pese a la derrota, los dirigidos por el entrenador argentino Gerardo Martino cerraron su mejor campaña en una eliminatoria y ya sueñan con tener un papel destacado en la cita mundialista para superar su modesto ubicación  de octavos de final.

Paraguay planteó un juego ofensivo en el inicio del encuentro que se disputó bajo una pertinaz llovizna. Sin embargo,  el equipo  mostró falencias para  armar jugadas colectivas que dieran mayor protagonismo al equipo. Las principales llegadas de peligro al arco colombiano fueron mediante la ejecución de tiros libres y remates de larga distancia del delantero del América de México, Salvador Cabañas.

Los jugadores se marcharon a los vestuarios sin haber anotado mientras la afición, que no colmó el estadio Defensores del Chaco, se llenaba de impaciencia. La selección del norte  ofreció resistencia en el mediocampo y fue por momentos agresiva hacia la mitad de la primera etapa

En el mejor momento del equipo local, Ramos sorprendió al rematar con precisión un remate cruzado que venció al arquero  Justo Villar, luego de recibir el centro de  Pablo Armero.

El entrenador Martino ordenó el ingreso de Óscar Cardozo, pero Colombia se encargó de sellar una amarga despedida con la anotación  de Rodallega. El delantero derrotó a Villar con un tiro suave de larga distancia.

Suplementos digitales