23 de August de 2009 00:00

Barcelona empató con El Nacional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Cada vez que uno de los jugadores de Barcelona se demoraba en dar un pase o retrocedía la pelota, las silbatinas de desaprobación retumbaban en el Monumental.

La falta de profundidad y las imprecisiones de los  canarios irritaron a los cerca de 8 000 aficionados que llegaron al estadio.

Pero la desaprobación no fue únicamente de los hinchas, sino también del técnico Juan Manuel Llop, quien con gestos   pedía a sus jugadores que presionen al rival. El DT argentino sintió ayer la presión del público  que  le pedía que replantee el partido.

El Nacional esperó a Barcelona en su cancha y, cuando tuvo la oportunidad de atacar, aplicó bien el cambio de ritmo cuando estuvo cerca del arco defendido por Máximo Banguera. Los remates de media distancia de Michael Quiñónez y Flavio Caicedo metieron sustos en el meta.

Poblar el medio campo con cinco volantes fue clave para los dirigidos por el DT Julio Asad. Al plantel criollo se lo notó distendido, tocando el balón en el medio campo hasta encontrar los espacios necesarios para atacar.

Lo contrario ocurrió con Barcelona. Los jugadores, visiblemente desesperados,  no supieron  llegar con claridad a la portería militar. Solo Hernán Encina a los 19 y 22 minutos estrelló la pelota en el horizontal después de superar la marca de los defensas rivales.

El segundo tiempo fue más dramático aún para los canarios, que pugnaron por ganar, pero que en la contra dejaron muchos  espacios que para los rojos. Uno de ellos, el mano a mano de Fabricio Guevara con Banguera y que el golero sacó con  los dedos.

Hasta que en el minuto 58, una jugada con lujo incluido de Marvin Pita derivó en el cabezazo de Michael Quiñónez. Pero en el 62, Matías Oyola puso el 1-1 con un soberbio tiro libre.

En los minutos finales Barcelona creó tres opciones más de marcar el gol del triunfo, pero las oportunas intervenciones del meta Christian Mora lo impidieron. La angustia se reflejó en los hinchas locales. Hoy el cuadro canario se complicó en la tabla y cada vez está más cerca de un descenso histórico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)