5 de septiembre de 2020 00:00

Las alianzas para las presidenciales no son parte del juego político

Andrés Arauz, candidato UNES; Guillermo Lasso, candidato Creo-PSC; César Montúfar, candidato de Concertación-PSE. Fotos: Archivo/ EL COMERCIO

Andrés Arauz, candidato de UNES; Guillermo Lasso, candidato de Creo-PSC; César Montúfar, candidato de Concertación-PSE. Fotos: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 13
Andrés García
Redactor (I)
politica@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las piezas del tablero electoral van tomando ubicación, cuando restan cinco meses y dos días para los comicios generales del 2021. La contienda no tiene precedentes, ya que se duplicó el número de binomios en relación a las últimas elecciones presidenciales, pese a los incentivos legales para sellar coaliciones.

Tres alianzas nacionales se registraron oficialmente para las votaciones. Así lo confirmó ayer, viernes 4 de septiembre del 2020, Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE). Ahora el Pleno deberá aprobar los acuerdos a los que llegaron las organizaciones coaligadas.

Bajo el nombre de Alianza Honestidad se unieron el Partido Socialista (Lista 17) y Concertación (Lista 51). Su binomio lo integran César Montúfar y Julio Villacreses.

También formalizaron su alianza el Partido Social Cristiano (Lista 6) y Creo (Lista 20), para respaldar a Guillermo Lasso y Alfredo Borrero. Como parte del acuerdo, cada organización presentó listas separadas para la Asamblea y el Parlamento Andino.

Además, registraron su alianza Centro Democrático (Lista 1) y Fuerza Compromiso Social (Lista 5). Semanas atrás, ambos grupos anunciaron que integraban la plataforma llamada Unión por la Esperanza (Unes). Su binomio lo integran el exministro Andrés Arauz y el expresidente Rafael Correa, pese a sus impedimentos legales y reglamentarios. Sin embargo, Compromiso Social afronta un proceso de revisión de su personería, luego de que Contraloría observara su calificación, por lo que su participación en los comicios aún no está garantizada.

Atamaint no confirmó el número de coaliciones provinciales, pero en breve se consolidará la cifra. Según datos preliminares, se habrían registrado 46 alianzas locales.

El politólogo Arturo Moscoso cree que no se logró un mayor número de alianzas porque aún priman los “egospolíticos y la necesidad de mantener a los partidos vigentes, para conservar su personería jurídica. En los últimos 20 años, solo hubo una o dos alianzas nacionales en cada elección presidencial, por lo que se confirma esta tendencia en la política ecuatoriana.

El consejero electoral Luis Verdesoto reconoce que no hubo el número de alianzas esperado, pese a que las reformas al Código de la Democracia buscaban ese objetivo. “Solo tenemos tres alianzas nacionales, en medio de un mar de candidatos”, apunta.

Considera que los reglamentos no fueron lo suficientemente claros y que se motivó la unión entre “movimientos grandes y chicos”, en algunos casos, con la intención de “sobrevivir” gracias a la división en partes iguales del porcentaje de votos. Verdesoto cree que las listas cerradas, que se usarán en el 2021, no incidieron en la poca acogida de las alianzas.

Según la ley electoral, cuando se unen dos organizaciones del mismo nivel pueden acceder a un 20% adicional del fondo de promoción electoral.

Alfredo Carrasco, presidente de Concertación, cree que las coaliciones no se sellan solo por los incentivos, sino que se requiere una visión compartida. Explicó que presentarán listas conjuntas para el Parlamento Andino y la Asamblea con el Partido Socialista, a excepción de tres provincias.

Además de su alianza nacional, tanto Creo como el PSC cristalizaron acuerdos con movimientos provinciales. En Pichincha, por ejemplo, Creo participará con Acción Democrática Ecuatoriana (ADE). César Monge, director de la agrupación, adelantó que el lunes 7 Guillermo Lasso anunciará todas las alianzas suscritas. El Partido Social Cristiano, de igual forma, registró al menos siete alianzas en las provincias.

El experto considera que esta atomización también podría derivar en una fragmentación en la integración de la Asamblea Nacional. Una de las alianzas nacionales que finalmente no se concretó fue la de Unidad Popular (UP) y Pachakutik (PK).

Marlon Santi, coordinador de este último movimiento, señaló que el consejo político resolvió que PK vaya solo en la papeleta presidencial, con la fórmula de Yaku Pérez y Virna Cedeño. Explicó que sí se inscribieron siete alianzas provinciales con UP, bajo el nombre de Minka por la Vida.

Construye (ex Ruptura) también selló coaliciones provinciales con Libertad es Pueblo, Alianza País y la Izquierda Democrática. Lo mencionó Iván González, secretario ejecutivo de la organización.

Una vez que se aprueben las alianzas, vendrá la fase de inscripción de candidaturas, entre el 18 de septiembre y el 7 de octubre, después de la convocatoria a elecciones

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)