Aplazan publicación de nuevos documentos sobre asesi…
Exmarine desarmó en segundos a hombre que intentó r…
Policía halló 25 casquillos en el sitio donde fue as…
Romo, Sonnenholzner y Hervas participaron en los Con…
Crisis, Pandora y descontento, la bomba que Guillerm…
Protestas contra certificado covid reúnen a 40 000 p…
Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…

166 empleados del ex CREA aún no tienen donde trabajar

Redacción Cuenca 

La liquidación del Centro de Reconversión Económica de Azuay, Cañar y Morona Santiago (CREA) avanza. El próximo lunes los primeros 47 bienes (vehículos, maquinaria pesada y motocicletas) serán subastados al público.

Es el quinto proceso que finiquitará la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), desde mayo pasado, cuando mediante Decreto Ejecutivo se eliminó el CREA. Además, absorbió la administración del organismo regional. Primero se liquidó a los 133 trabajadores.

Los registros
El inventario de los bienes muebles, inmuebles y acciones de la entidad contempla 25 000 ítems. En agosto pasado se traspasó el primer bien: la granja de Irquis, a la Universidad de Cuenca.Otros están en lista de espera y son pedidos por varias instituciones públicas.  
El Municipio de Cuenca y el Consejo Provincial de Azuay  quieren terrenos del CREA. Una de las intenciones es reubicar la Feria Agroecológica de productores de los diferentes cantones.La Senplades trabaja en la reubicación de los 166 empleados del CREA. 22 irán a la Secretaría del Agua en Azuay. El resto se distribuirá entre direcciones de Salud, Educación, Magap y otras entidades públicas. En la Senplades se quedarán siete. El desmontaje total será hasta abril.

También se dio de baja a 600 bienes (computadoras, impresoras, máquinas de escribir, muebles, estantes, archivadores…), que no servían. En varios casos fue mercadería que se subastó en administraciones anteriores, pero no tuvo acogida.

“Esos artículos sin utilidad y en calidad de basura se depositaron en el relleno sanitario de Pichacay (en el occidente de Cuenca)”, señaló la subsecretaria de la Senplades, María Caridad Vázquez. En cambio, pupitres, motores, máquinas de coser y escribir, en regular estado, fueron donados a colegios artesanales y agropecuarios de las tres provincias.

En la subasta pública del lunes (modalidad sobre cerrado) entrarán 47 vehículos que cumplen la primera y segunda convocatoria. La valoración referencial de cada automotor se hizo de acuerdo con un informe mecánico y comercial (USD 89 750 en total).

“Hay vehículos y maquinaria pesada de 1977, en regular y mal estado”, señaló Pablo Arévalo, técnico de la Senplades. Los que llevan la segunda subasta y no se venden  entrarán al proceso de chatarrización impulsado por el Ministerio de Industrias. 

En los próximos días también se traspasarán 25 vehículos y maquinaria pesada en buen estado al Consejo Provincial del Azuay y a las subsecretarías de los ministerios de Transporte, Cultura y Agricultura, principalmente.

Los bienes inmuebles, según Vázquez, se destinarán para apuntalar sectores estratégicos (agrícola, cuidado del agua y para fortalecer la educación superior) de la región. “Analizamos 50 solicitudes de municipios, universidades, colegios y hospitales”.

La mayoría de pedidos era por las granjas de Burgay (110 ha), Chuquipata (2 ha) e Iza Vieja (2,74 ha), en Cañar. Domono (196 ha) y General Proaño (14 ha), en Morona Santiago.   

Según Vázquez, el Instituto Autónomo de Investigaciones Agropecuarias planteó abrir una estación de investigación y la Universidad de Cuenca, otras sedes.

Suplementos digitales