Bruno, el pitbull atacado con un machete, empieza la búsqueda de un hogar

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Desde la sala de espera de la Clínica Brasil se escuchan pequeños golpes en una jaula. Es Bruno que mueve su cola insistentemente cuando alguien se asoma a visitarlo. Está animado y con buena energía, a pesar de las 14 heridas de arma blanca que recibió.

Ya son tres días desde que llegó a ese centro de cuidados veterinarios para ser tratado por varias heridas abiertas, presuntamente causadas por un machete. El pasado viernes 9 de junio de 2017 se difundieron imágenes fuertes donde se podía ver la magnitud del daño causado al animal.

Cristina Calderón, fundadora de la organización Camino a Casa que acogió a Bruno, comentó que se hizo la diligencia el lunes 12 en el juzgado de contravenciones. Ahora están a la espera de una investigación y de una sanción para el agresor.

Mientras la Fundación Camino a Casa se encarga de poner la denuncia para que se investigue y sancione al culpable de la agresión, Bruno se enfoca en recuperarse. “Son heridas profundas que se tuvo que suturar, bastante infección por el tiempo transcurrido hasta que le lograron rescatar y se procedió a limpiar, suturar y curar”, explicó Juan Carlos Molina, médico veterinario y propietario de la Clínica Veterinaria Brasil.

Una de las heridas más grandes que presentaba estaba en su cabeza. Allí también se tuvo que realizar una curación y suturas. También se le aplicaron vendajes y el avance de la cicatrización es favorable, cuentan sus médicos. Pero todavía requiere algunos cuidados.

“Apoyo nutricional, antibióticos, analgésico y cariño”, receta Juan Carlos. Él ha podido constatar que Bruno es un perro de un carácter dulce y amigable y que no tiene señales de agresividad, por lo que será una gran compañía para una familia.

Su recuperación podría tardar unos 15 días. Sus heridas terminarán de cerrarse y empezará a crecer nuevo pelaje en las zonas afectadas. Camino a Casa comentó que cuando Bruno reciba el alta médico irá a un lugar para socializar y hospedarse mientras se encuentra una familia, pero las solicitudes ya se pueden enviar.

Es un pitbull adulto de 28 kilogramos y se busca de preferencia un hogar sin otras mascotas. Si estás interesado en adoptar a Bruno, apadrinarlo para cubrir sus gastos de alimentación, medicinas y curaciones puedes comunicarte con la Fundación Camino a Casa en su página de Facebook