Los estampados florales y los vuelos son dos tendencias que la marca Lula Kirei usó para su última colección. Foto: Patricio Terán  / CHIC!

Los estampados florales y los vuelos son dos tendencias que la marca Lula Kirei usó para su última colección. Foto: Patricio Terán / CHIC!

El verano llega lleno de color y prendas ligeras

Ana C. Alvarado. Redactora (I)
[email protected]

Con el verano llega la necesidad de revisar el clóset para escoger prendas frescas que permitan hacer las actividades diarias en el trabajo o en la casa con comodidad. Para esta temporada, la onda bohemia de los setenta todavía se ve en ciertos cortes y materiales, pero la tendencia también adopta estéticas de otras décadas para adaptarlas a lo contemporáneo.

Fernanda Salgado, la diseñadora de Lula Kirei, asegura que los vuelos y las mangas anchas se mantienen. Los cortes holgados se vienen bien para el verano, pues dan frescura al cuerpo.

Los pantalones de basta ancha, que hicieron un tímido regreso el año pasado, siguen creciendo en popularidad y Salgado cree que pronto mucha gente se va a animar a vestir estas prendas.

Esto no quiere decir que el pantalón tubo tenga sus días contados. Esta prenda es un básico en el armario y si se quiere variar en estos meses, se puede optar por los jeans desgastados.

En cuanto a los cortes para las blusas, se verá mucha asimetría, ya sea en mangas, cuello o espalda. El ‘body’, una prenda ochentera, también regresa en diferentes materiales y cortes: con manga larga, sin mangas, sin espalda, con tiritas cruzadas, entre otros. Esta prenda se puede usar con una falda o un pantalón encima.

Para el calzado hay varias opciones. Los tacones aguja no pasan de moda, pero para las mujeres que prefieren mayor comodidad, pueden elegir los taco tipo magnolia y las plataformas, que se usan mucho en esta temporada. Además, los pompones se ven mucho ahora como adorno de ropa y accesorios, por lo que unas sandalias con estos serán el complemento para los ‘looks’.

Los colores para esta temporada son variados. Por un lado se ve una paleta en la que los verdes y sus complementarios, como el mostaza, son los principales. Por otro lado, el verano es sinónimo de libertad así que también hay pasteles y colores vibrantes.

La ropa de algodón es muy recomendada para el calor, pues sus fibras naturales permiten que la piel respire. Pero este verano llega también con otras telas ligeras, como el encaje y el tul. Ambos textiles son livianos, pero también transmiten sensualidad al dejar la piel al descubierto.