Madeline piensa seguir imprimiendo su marca en la moda. Foto: AFP

Madeline Stuart, la joven modelo con trisomía que desfiló bajo ovaciones en Nueva York en septiembre de 2015, regresó a presentar su primera colección el domingo 13 de febrero del 2017. Foto: AFP

El síndrome de down y el cáncer, presentes en la Semana de la Moda de Nueva York

Agencia AFP

Una joven diseñadora con síndrome de Down lanzó su línea deportiva, y otro desfile mostró lencería adaptada a las mujeres con cáncer de seno: la Semana de la Moda de Nueva York es también la ocasión para desafiar el canon de la moda.

Madeline Stuart, la joven modelo con trisomía que desfiló bajo ovaciones en Nueva York en septiembre de 2015, regresó a presentar su primera colección el domingo 13 de febrero del 2017. 

Para los comienzos de su marca “21 Reasons Why” (21 razones por qué), esta australiana de 20 años presentó una línea deportiva y relajada en lycra, con calzas, faldas y tops con mensajes como “Supermannequin” o “Yo soy la Fashion Week”.

“Es una línea en la que todos pueden sentirse cómodos y bien en su piel”, explicó a la AFP Rosanne Stuart, la madre de Madeline.

El nombre de la marca es una referencia al cromosoma 21, cuya anomalía está en el origen de la trisomía, pero también a la voluntad de que el mundo gane en diversidad, y al deseo compartido de tener 21 años, explicó.

Subrayó que la colección fue enteramente creada por su hija y por ella misma.

Madeline piensa seguir imprimiendo su marca en la moda: debía participar este lunes en un desfile, trabaja como modelo en Los Ángeles y Londres, y espera mostrar pronto su colección en Denver y en la Semana de la Moda de París.

Madeline obtuvo también recientemente un visado de trabajo estadounidense, la “única persona con una discapacidad mental” que ha recibido uno, subrayó su madre.

El desfile de Madeline se inscribió en una serie de originales presentaciones organizadas en una galería de arte en el barrio del Lower East Side.

Antes de “21 Reasons Why”, los invitados asistieron a otro show de fuertes emociones, consagrado a mujeres con cáncer de seno.

Un total de 16 mujeres, de edad y orígenes diversos, presentaron la lencería y ropa interior de AnaOno, que concibe ropa especialmente pensada para mujeres que tuvieron una mastectomía o una operación de un mama.

Algunas participantes develaron con orgullo su pecho reconstruido o las dobles mastectomías padecidas, bajo el aliento del público, en un desfile destinado a mejorar el conocimiento de la enfermedad y a estimular la investigación científica.