FOTOS: RAÚL DÍAZ PARA EL COMERCIO En la agencia Awkis y Ñustas se prepara a los modelos.

La agencia Awkis y Ñustas, de Riobamba, trabaja con 14 modelos masculinos para sus eventos en el país.. Foto: Raúl Díaz para CHIC!

La pasarela indígena atrae a los modelos masculinos

Cristina Márquez

Maquillarse antes de salir a la pasarela y colocarse el poncho tradicional de la cultura Puruhá de una manera original es parte del ritual de los modelos masculinos de Awkis y Ñustas. Los hombres indígenas que se dedican a este oficio cada vez tienen más acogida en el mundo de la moda.

A diferencia de las mujeres, que llevan los últimos años en auge en estos espacios, para los varones el modelaje es un oficio nuevo, pero rentable. El incremento de líneas de ropa masculina y perfumes impulsó este oficio en Chimborazo.

Los padres y abuelos de Jorge Cela, un modelo de 25 años, desconocen detalles de la actividad en la que está vinculado su hijo, pero sienten orgullo cuando lo ven desfilar y ser fotografiado con atuendos originarios de su parroquia Flores.

“Me vinculé al mundo de la moda porque vi fotografías en las redes sociales. Los chicos que utilizaban la vestimenta puruhá se veían tan orgullosos, como los modelos de otros países”, cuenta Cela.

Foto: Raúl Díaz para CHIC!

En la agencia Awkis y Ñustas se prepara a los modelos. Foto: Raúl Díaz para CHIC!

Para convertirse en un modelo profesional, Cela tuvo que tomar clases de pasarela, expresión corporal y fotografía. Además, aprendió sobre las características particulares que diferencian a la vestimenta tradicional utilizada en los cantones de Chimborazo.

De hecho, la agencia Awkis y Ñustas, a la que pertenecen Jorge y otros 14 jóvenes de cuatro cantones de Chimborazo, se creó precisamente con ese propósito: difundir las prendas originarias de la cultura Puruhá y motivar a los jóvenes a conservar sus raíces y sentir orgullo de su nacionalidad.

“Muchos jóvenes migraron a las ciudades y dejaron de lado su vestimenta y su idioma, porque eran víctimas de discriminación y de racismo. La agencia nació con el objetivo de demostrar que los rasgos que nos caracterizan como puruhaes, también son un motivo de orgullo”, cuenta Juana Chicaiza, directora de la agencia.

Pese a que en un inicio Awkis y Ñustas era un grupo dedicado a promover la interculturalidad y a fortalecer la identidad, sus modelos empezaron a ser contratados por fábricas textiles y de accesorios, cuyo público objetivo son los jóvenes indígenas.

Foto: Raúl Díaz para CHIC!

Hombres y mujeres aprenden sobre asesoría de imagen. Foto: Raúl Díaz para CHIC!

Una moda andina ‘estilizada’ se volvió tendencia en los cantones y comunidades indígenas. Las primeras en ser requeridas en las pasarelas fueron las mujeres, pero en los últimos meses el mercado se amplió también a los hombres.

Néstor Guamán, de 22 años, es otro modelo del cantón Guamote. Para él, la apertura de este nuevo mercado no solo es una oportunidad para sentirse orgulloso de su origen indígena, sino también una opción laboral.

Las marcas de ropa pagan hasta USD 400 por la participación de los modelos en las pasarelas y en las sesiones fotográficas hasta USD 15 diarios cuando los modelos son requeridos para servicios protocolarios en instituciones públicas y privadas.