Yolanda Voss es una diseñadora quiteña que hizo su carrera en Estados Unidos. Foto: Galo Paguay / Chic!

Yolanda Voss es una diseñadora quiteña que hizo su carrera en Estados Unidos. Foto: Galo Paguay / CHIC!

La moda es el motor de la vida de Yolanda Voss

Ana C. Alvarado

La vida de Yolanda Voss está marcada por su sueño: el diseño de modas. Nacida como Yolanda Salgado, empezó desde muy pequeña a mostrar su amor por la creación de prendas.

Su pasión no se quedó en hacerles vestidos a sus muñecas. Sus hermanas menores también fueron sus primeras modelos y, a los 12 años, sus padres le darían su primer gran regalo: clases de textiles de un otavaleño. El experto le enseñó el valor del hilo; cómo cortarlo; cómo usarlo; y cómo crear a través de un telar.

En el colegio recibió clases de corte y confección y, una vez que se graduó, se inscribió en un curso de moda en Quito. Sin embargo, sabía que en el extranjero este tema estaba mucho más desarrollado, así que apuntó sus esfuerzos hacia afuera.

Estudió enfermería para ser contratada en Estados Unidos. Ya en ese país, con su sueldo, se inscribió en Pierre El Rif School of Fashion Design y en el Maryland College of Art.

Dio a conocer sus primeros diseños en el hospital en el que trabajaba. Sus primeras clientas fueron las esposas de los médicos y las enfermeras. Más tarde fue contratada por la escuela en la que estudió como asistente del director.

Yolanda Voss diseña ropa para ocasiones especiales y para ejecutivas. Foto: Galo Paguay / Chic!

Yolanda Voss diseña ropa para ocasiones especiales y para ejecutivas. Foto: Galo Paguay / CHIC!

Este cargo fue importante para Salgado ya que tuvo la oportunidad de trabajar con la familia del presidente Kennedy y la de su sucesor, el presidente Johnson.

Después de su matrimonio decidió independizarse. Formó un estudio de diseño y una galería de moda. Su ubicación estratégica, en Columbia, le permitió estar cerca de ciudades importantes como Washington, Baltimore y Anapolis.

“Eventualmente, tuve la suerte de conectarme con la primera dama Betty Ford, para quien diseñé bajo mi propio nombre”, cuenta Voss.

Ahora ya no trabaja para el mercado mayorista, pero sigue diseñando bajo pedido. Además, se ha enfocado en otra de sus pasiones, dar talleres sobre moda y estilo a grupos de mujeres.

Durante su carrera se ha dedicado a transmitir la importancia de la moda. “Creo en la excelencia y en el hecho de que los diseñadores tienen una gran responsabilidad, pues la moda afecta la imagen y la imagen afecta nuestra vida, nuestra familia y también nuestro país”, asegura.

A mediados de enero estuvo en Ecuador para dar su primera conferencia sobre imagen en su país natal. Espera seguir compartiendo más con las mujeres ecuatorianas en el futuro.