Los matices de los fucsias hacen un contraste ideal y muy llamativo con las tonalidades neutras y apagadas.

Los matices de los fucsias hacen un contraste ideal y muy llamativo con las tonalidades neutras y apagadas. Foto: Armando Prado / CHIC!

Manicure con tonos inspirados en el cerezo

Ana C. Alvarado (I)

Dedicar unos minutos a las manos las mantendrá lindas. Antes de pintar las uñas se puede limpiarlas a profundidad con un exfoliante suave para manos. Una receta casera y sencilla se puede realizar mezclando avena con miel: se debe masajear la piel con esta mezcla, enjuagar y humectar.

Las cutículas estarán más suaves y empujarlas no resultará doloroso. Cortar las uñas también será más fácil y se finalizará puliendo con una lima.

El siguiente paso es limpiar las uñas. Si no estaban pintadas, se puede usar vinagre blanco. Este ingrediente limpia sin agredirlas como las fórmulas químicas. Además, ayudará a que se fije mejor el esmalte.

Para pintar las uñas en casa es mejor buscar diseños sencillos, pero atractivos. Una tendencia actual es usar colores inspirados en la tradición japonesa.

Cerezo

Los colores neutros y apagados, que representan lo sencillo del zen, se fusionan con matices fucsias, naranjas y rojos. Así lo da a conocer Camila Merino, vocera de Yanbal.

Los colores base se pueden escoger de acuerdo al ajuar y al evento. Usar dos capas como base permitirá que el pintado luzca mejor y que dure por más tiempo.

Con el color negro se puede hacer diseños sencillos en la uña, como el francés o la media luna.