El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo, se encarga de producir otras dos proteínas fundamentales: la queratina y la elastina. Foto: Ingimage

El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo, se encarga de producir otras dos proteínas fundamentales: la queratina y la elastina. Foto: Ingimage

La clave de la juventud está en el colágeno

Ana C. Alvarado.
Redactora (I)

El colágeno es un sinónimo del mantenimiento de la belleza de la piel, cabello, uñas y la salud del sistema óseo. También se convirtió en un enganche para vender desde alimentos hasta cosméticos. En un paseo al supermercado, algunos se sorprenderán al encontrar incluso pulpa para hacer jugos con colágeno.

Verónica Bravo, médica en estética, confirma que la pérdida de colágeno en el cuerpo produce el envejecimiento prematuro. Explica que esta proteína, la más abundante del cuerpo, empieza a disminuir a partir de los 25 años, de 1% a 1,5% por año.

La menopausia es un factor que acelera la disminución de la producción de colágeno, debido al déficit hormonal. A los 50 años se estará produciendo 1/3 menos de colágeno.

“Es importante saber que el colágeno se produce dentro de nuestro propio organismo siempre y cuando llevemos unos hábitos de vida saludable”, indica Bravo. La experta en belleza recomienda llevar una dieta sana, hacer deporte, no fumar, evitar la exposición al sol y tener una rutina diaria de hidratación y limpieza de la piel.

En cuanto a la dieta, se debe consumir alimentos que contienen colágeno, como las carnes rojas, pollo, pescado y gelatina sin azúcar. Además, hay alimentos que promueven la producción de colágeno en el cuerpo, como las frutas y verduras de color rojo, por ejemplo, la manzana, fresa, cereza, pimiento rojo o remolacha.

La vitamina C tiene una relación de dependencia con el colágeno: una ingesta adecuada de esta vitamina ayuda a generar el colágeno que la piel y el cuerpo necesitan.

La nutricionista y especialista en medicina estética, Liz Batioja, recomienda además el consumo periódico de té verde, pues esta bebida elimina los radicales libres que disminuyen la producción de colágeno.

Al estilo de vida saludable se le debe sumar el consumo de suplementos y de generadores de colágeno, recetados siempre por un médico. Bravo, quien dirige la clínica de medicina estética Kalos, recomienda el colágeno hidrolizado, que viene en presentaciones de polvo, gel y pastillas.

Batioja, por su parte, aconseja a sus pacientes consumir colágeno hidrolizado y generadores de colágeno. La nutricionista asegura que estos productos son seguros para el consumo de personas sanas; no engordan, no afectan a la gastritis ni generan otros inconvenientes.

Una nueva tendencia indica que tomar colágeno no tiene efectos positivos sobre el cuerpo, así que se inclina por los generadores. Katherine Vélez, representante de Biosil, indica que este producto actúa en los fibroblastos, células generadoras de colágeno, y los reactiva para que generen el colágeno que el cuerpo necesita.

Vélez recomienda el consumo de generadores de colágeno desde los 21 años. El único caso en el que se sugiere no tomar este generador es cuando el paciente ha padecido cálculos renales o tiene alguna afección especial en el riñón.