Una capa-poncho y accesorios de Paqocha (izquierda) y un poncho de Inga Alpaca Trading. Foto: Armando Prado / Chic!

Una capa-poncho y accesorios de Paqocha (izquierda) y un poncho de Inga Alpaca Trading. Foto: Armando Prado / CHIC!

La alpaca abriga y engalana

Ana C. Alvarado

La alpaca es una fibra gentil. Tocar una prenda de este suave material halaga al tacto. Vestir ropa hecha a base de esta fibra da la sensación de ser abrazados y abrigados, sin llegar a sofocar.

Estos días fríos obligan a renovar el armario con prendas adecuadas al temporal. Y para el público que busca calidez en su vestimenta, en el Ecuador las marcas Paqocha e Inga Alpaca Trading se destacan por proponer moda en alpaca, con producción amigable con el ambiente y con responsabilidad social.

Paqocha es un proyecto social de moda liderado por Lorena Pérez y Felipe Segovia, desde hace 10 años. Esta empresa compra la fibra de alpaca a comunidades ubicadas en localidades como la provincia de Chimborazo.

Esta marca ha trabajado con las comunidades para rescatar las artes ancestrales de hilado a mano con guango y huso. “Es revivir este arte ecuatoriano que estaba muriéndose”, dice Pérez.

PIE: Mitones, cintillos y polainas de la marca Paqocha. Foto: Armando Prado / Chic!

PIE: Mitones, cintillos y polainas de la marca Paqocha. Foto: Armando Prado / CHIC!

Una vez que reciben el hilo, se lo entregan a un grupo de tejedoras. Para recobrar técnicas tradicionales, las artesanas trabajan con agujetas y en telar. Lorena diseña las colecciones de acuerdo con las tendencias, pero también a base de la moda sostenible. El objetivo es vender prendas que perduren en el tiempo y que no sean desechables al acabarse la temporada.

Por ahora, Paqocha trabaja con 60 artesanas. En el grupo de hiladoras hay dos hombres y en el grupo de las tejedoras hay un tejedor de telar.

Los productos están a la venta en la plaza de San Francisco, en la Galería Tikuna del preembarque internacional del Aeropuerto Mariscal Sucre y en la Galería Ecuador. También están en París, en La Boutique Équatorienne, y en Zúrich, Suiza.

Inga Alpaca Trading nació en el 2008. El nombre hace referencia al sector donde la empresa cría a sus alpacas. Esta marca elabora, junto a mujeres tejedoras, prendas como gorros, cintillos, guantes, bufandas y cuellos. Además, hace ponchos, sacos y mantas.

Las chompas de Inga Alpaca usan relleno de fibra de este camélido. Foto: Armando Prado / Chic!

Las chompas de Inga Alpaca usan relleno de fibra de este camélido. Foto: Armando Prado / CHIC!

Los productos como chompas, chalecos y edredones rellenos de fibra de alpaca son una alternativa a materiales sintéticos o el plumón. Los primeros son contaminantes y el segundo es arrancado de gansos vivos, lo que les causa heridas sangrantes.

Mary Lou Cordovez, directora de Inga Alpaca Trading, explica que la alpaca es antialergénica, térmica, liviana y muy abrigada. “Cada una de las prendas es original, ya que son tejidas a mano”, asegura. Esta marca quiteña trabaja con maquinaria importada de Canadá para hilar la lana de alpaca. El hilo se entrega luego a las tejedoras de las comunidades, con quienes tienen acuerdos de producción textil a baja escala.

Los puntos de venta nacional están en los aeropuertos de Quito y Guayaquil y en tiendas enfocadas al turismo.

Ambas empresas trabajan con alpaca orgánica y son fuentes importantes de trabajo para campesinos y mujeres de escasos recursos. A través de procesos industriales y técnicas tradicionales, la propuesta es que cada prenda mantenga su espíritu andino y que, al mismo tiempo, sea contemporánea.

Modelos: Yennifer Hernández y Cristina Cortez / Agencia DIS.
Maquillaje: Gabriela Quinata / Lorena Carrillo Escuela de Maquillaje.