31 de octubre de 2019 00:00

‘Terminator’ se vuelve más apocalíptico en la nueva secuela

Arnold Schwarzenegger retoma su papel como el T-800 en el filme 'Terminator: Dark Fate'. Foto: Outnow.ch.

Arnold Schwarzenegger retoma su papel como el T-800 en el filme 'Terminator: Dark Fate'. Foto: Outnow.ch.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Fernando Criollo
Redactor (I)
fcriollo@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El regreso de ‘Terminator’ a la cartelera engrosa las filas de las inagotables sagas y las correcciones políticas en Hollywood. El futuro de la humanidad está en peligro por sexta ocasión, en la secuela denominada ‘Dark Fate’.

Tim Miller, el mismo que debutó en la dirección con ‘Deadpool’, maneja con la misma agilidad las coreografías de combate y las persecuciones por aire, agua y tierra, en un contexto donde el tratamiento de los escenarios y personajes reales requiere la misma atención que sus pares digitales, para lograr un realismo solvente.

En términos narrativos, el filme no tiene nada nuevo que ofrecer, con una historia sobre cíborgs del futuro que son enviados al presente para exterminar o proteger a la única persona que será capaz de cambiar el destino de la humanidad y evitar la extinción en un apocalipsis tecnológico.

Video: YouTube, cuenta: Cinescondite

La historia se repite 35 años después del estreno de ‘Terminator’, de James Cameron, aunque con ciertas variaciones visuales y discursivas.

Esta vez la historia se centra en Dani (Natalia Reyes), una joven que vive y trabaja como obrera en una fábrica automotriz en México y que de pronto se ve perseguida por un cíborg llamado Rev.9 (Gabriel Luna).

Pero Grace (Mackenzie Davis), una mujer híbrido entre humano y cíborg, aparece para protegerla y en su escape se encuentran con Sarah Connor (Linda Hamilton), que tiene una cuenta personal con estos robots asesinos.

Aunque el reencuentro de Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton estaba anticipado, su desenvolvimiento es admirable, siguiendo el ritmo de la acción y reforzando la dinámica de sus coestelares más jóvenes. A sus 63 años Hamilton luce imponente y en buena forma frente a la cámara. Para Schwarzenegger, esta misión tal vez se convierta en su última batalla.

El filme pretende ser una historia fronteriza, de mujeres protegiendo a otras mujeres, donde la diversidad racial y cultural también es protagonista. En el fondo no deja de ser un blockbuster entretenido y bien empaquetado.


Nota: Este contenido podría generar ingresos a terceros. Este Diario lo aclara y cumple con su tarea de informar a la comunidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)