El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
La reactivación comenzó en el centro de Quito
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

Apple y Google prometen cerrar el rastreo de contactos cuando pase el covid-19

Apple otorgará una parte de su dinero para ayudar a los damnificados de California.  Foto: AFP

Apple otorgará una parte de su dinero para ayudar a los damnificados de California. Foto: AFP

Las gigantes Apple y Google dejarán de rastrear contactos sociales cuando la pandemia del covid-19 termine. Foto: AFP

Apple y Google aseguraron este viernes 24 de abril de 2020 que desactivarán el proyecto conjunto de rastreo de contactos sociales anunciado hace dos semanas para hacer frente al covid-19 en cuanto la pandemia haya remitido, tratando así de calmar los temores de que la práctica se perpetúe.

En una llamada telefónica con la prensa, ambas empresas explicaron que quienes determinarán si el covid19 ya no supone un riesgo inminente serán las autoridades sanitarias de cada región, pero que en cualquier caso su objetivo no es mantener activo el proyectos de manera indefinida.

Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de covid-19.

La idea es aprovechar la ubicuidad de los sistemas operativos para móviles de Apple con iOS y Google con Android para recabar y poner a disposición de las autoridades sanitarias en todo el mundo datos de movilidad y de contactos entre individuos que permitan hacer un mejor seguimiento y predicciones de las infecciones de covid-19.

Se trata de un planteamiento que ya se ha llevado a cabo en países asiáticos como China y Corea del Sur y que plantea serias dudas acerca de la privacidad de la información de los usuarios, algo que Apple y Google dicen haber sido capaces de mitigar mediante el uso de Bluetooth (una tecnología menos invasiva que, por ejemplo, la geolocalización) y el carácter «voluntario» de los programas.

La alianza entre los propietarios de los dos sistemas operativos para móviles más presentes en el mundo tendrá dos patas: por un lado, ambas compañías sacarán en mayo una serie de interfaces de programación de aplicaciones (API) compatibles tanto con Android como con iOS.

Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos, e históricamente las de Android e iOS no han sido compatibles entre ellas, lo que, de facto, dificultaba mucho e incluso llegaba a impedir en algunos casos la correcta comunicación entre ambos b.

Las nuevas API que saldrán en mayo, sin embargo, permitirán una comunicación fluida entre Android e iOS con la idea de que las aplicaciones oficiales que creen las distintas autoridades sanitarias puedan descargarse tanto en iOS como en Android y la información que recaben pueda ser agregada sin importar cuál es el lenguaje informático de cada aparato.

Por otro lado, Apple y Google crearán «en los próximos meses» una plataforma que permita el seguimiento de las interacciones entre individuos mediante el uso de tecnología Bluetooth -presente en la gran mayoría de teléfonos móviles- y que debería constituir una solución más «robusta» que la conseguida con las API.

Así, por ejemplo, si una persona entra en contacto con otra que ha dado positivo o que después de la interacción da positivo por coronavirus, podrá recibir un aviso en su teléfono y someterse a una cuarentena para determinar si se produjo infección.