Menos niños en las aulas por falta de transporte y m…
El crimen organizado gana terreno en las fronteras e…
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad
Proceso de paz en las cárceles no frenará, a corto p…

360 000 cédulas y pasaportes, represados en el Registro Civil

Ciudadanos esperan su turno para obtener la cédula de ciudadania en las oficinas del Registro Civil de la avenida Amazonas y Naciones Unidas. Foto: Carlos Noriega / EL COMERCIO.

Una mujer se acerca a la ventanilla de pasaportes, en el Registro Civil de Quito. Después de explicar que su hijo debe salir de viaje, el funcionario detrás del vidrio le explica lo que debe hacer. Sin embargo, le advierte: “ahorita no hay turnos para mayo, junio”.

Son las 11:10 del viernes 22 de abril de 2022, en la matriz ubicada en la Amazonas y Naciones. En la fila para atención hay 35 personas. El movimiento es intenso. Después de presentar el turno, quienes tienen la documentación pasan a otra sala para sacar el pasaporte.

Uno de ellos es Byron Tobar. Su trámite no tomó más de 40 minutos. Sin embargo, el problema lo tuvo cuando buscaba un turno. Lo sacó el 23 de marzo. Se lo dieron para casi un mes después.

Tobar tuvo que sacarlo para Quito. Vive en Manta y dice que nunca encontró uno allá. También lo intentó en Portoviejo y tampoco tuvo suerte. Pensó en Quito porque una vez al mes viene a la capital.

En el área de cedulación de la misma matriz las quejas son constantes. Fernando Torres se tardó una hora y media para sacar su documento de identidad. Dos meses atrás buscó el turno y se lo dieron para el viernes pasado.

Necesitaba la cédula porque le robaron la billetera en el bus. Todo este tiempo se manejó con una copia impresa en una hoja de papel bond. Después de lo que tuvo que esperar, dice que cuidará el documento como lo más preciado.

Según el Registro Civil, a diario en el país se emiten 7 000 cédulas. Para tener una idea de la sobredemanda que actualmente existe, Fernando Alvear, director de la entidad, dice que están solicitándose entre 8 000 y 8 500. Tras el retiro de restricciones por la pandemia, se contabilizaron 360 000 cédulas y pasaportes represados.

La entrega de turnos se hace vía web. Solo los adultos mayores, personas con discapacidad y los niños que sacan el documento por primera vez pueden acercarse a las agencias sin turno.

Eso permite, según el Director, controlar la demanda en el interior de las agencias y que no haya filas en el exterior. El viernes pasado, tanto en el área de pasaporte como en la de cedulación, la gente aguardaba sentada su turno para cumplir con el proceso.

El problema es el paso previo para llegar a la agencia. Nicolás Jiménez también cuenta que ingresó al sitio web la semana pasada. Después de cancelar por el pasaporte intentó sacar el turno. El calendario estaba lleno hasta finales de junio y julio aún no estaba habilitado para escoger una fecha.

Alvear señala tres elementos que originaron la situación. El primero son las restricciones de aforos por los contagios derivados de Ómicron, en enero pasado. Eso limitó los turnos para entregar.

También han detectado un incremento en la solicitud de cédulas por primera vez, debido al regreso a clases en la Costa. Y, en lo que tiene que ver con pasaportes, la eliminación de restricciones ha permitido que la gente viaje de nuevo. Alvear señala que la Embajada de Estados Unidos tenía entregadas citas para la visa en 2023, y estas se están adelantando.

Además, el nuevo pasaporte tiene una vigencia de 10 años, igual que las visas, y por eso la gente prefiere cambiar ese documento.

Declaratoria de emergencia

Este Diario consultó al director del Registro Civil el jueves si el represamiento de turnos para sacar cédulas y pasaportes tiene que ver con falta de materiales a lo que contestó: “No. De hecho, teníamos prevista la contratación de régimen especial con el Instituto Geográfico Militar, que son los autorizados para vender los insumos. La planificación ha salido como la teníamos pensada. En febrero se contrata y ya nos están haciendo entregas”.

Sin embargo, a día seguido, la entidad a la que representa emitió un comunicado en el que señalaba que “presenta una disminución de cupos disponibles para la emisión de pasaportes y cédulas, principalmente por la escasez de materia prima a nivel mundial”. Por eso declararon la emergencia para agilizar los procesos de contratación.

Según el comunicado, la medida permitirá aumentar la disponibilidad de los turnos dentro de 60 días. Pese a hablar de falta de insumos, el Registro Civil insistió en que el origen de los problemas actuales era la pandemia.

Posibles soluciones

La institución prevé solucionar la sobredemanda hasta junio próximo. Para eso, desde el sábado pasado y hasta el sábado 28 de mayo, en horarios extendido (08:00-17:00) atenderá el servicio de cedulación. Se prevé una medida similar para pasaportes, que ya se implementó semanas atrás.

También, mediante resolución, extendió la vigencia de las cédulas caducadas hasta el 30 de junio de 2022. Otra medida que está por tomarse es alargar por dos horas la atención entre semana.

En marzo, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) permitió que los conductores puedan circular con el documento caducado. La entidad tiene un plan para evitar demoras » https://bit.ly/3OtfoCF

Posted by El Comercio on Sunday, April 24, 2022