Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Comienza ensayo en humanos de vacuna contra el cáncer de mama

La vacuna ya fue probada en ratones en medio del trabajo preclínico. Foto: captura

Investigadores del Cleveland Clinic comenzaron ensayos clínicos en humanos con el fin de determinar la seguridad y eficacia de una vacuna para tratar a pacientes con cáncer de mama triple negativo con alto riesgo de recurrencia.

El cáncer de mama triple negativo, según explica American Cancer Society, es un tipo de cáncer con opciones de tratamiento limitadas y con un peor pronóstico.

Según indican los expertos del Cleveland Clinic’s Lerner Research Institute, “el cáncer de mama triple negativo es la forma más agresiva y letal de cáncer de mama y, a menudo, se presenta en mujeres con mutaciones en el gen BRCA1”.

Además, American Cancer Society señala que “el cáncer de seno triple negativo (TNBC) representa alrededor del 10% al 15% de todos los cánceres de seno”.

Esta es, según sus investigadores, la primera vacuna desarrollada para prevenir TNBC.

Video: YouTube, canal: Cleveland Clinic

¿Cómo funcionaría la vacuna?

La vacuna contra el cáncer de mama es un fármaco experimental en investigación en el que, según reposa en el portal Clinical Trials, los pacientes “serán tratados con dosis sucesivamente más altas de α-lactoalbúmina y zimosán”.

El portal del Cleveland Clinic’s Lerner Research Institute reseña que la vacuna estará dirigida a la proteína α-lactoalbúmina, que normalmente se presenta en las glándulas mamarias en el embarazo y la lactancia y posteriormente desaparece. Sin embargo, se expresa nuevamente en mujeres que desarrollan este cáncer.

Esta vacuna, compuesta por antígenos diana y adyuvantes, ayudaría al sistema inmune a destruir las células del cáncer de mama para que estas no tengan la oportunidad de convertirse en tumores difíciles de tratar, según explicó el doctor Vincent Tuohy, investigador y desarrollador de la vacuna.

Según los investigadores, la vacuna “funcionará estimulando el sistema inmunológico para combatir el cáncer del participante, de una manera similar a la forma en que el sistema inmunológico combate una infección después de una vacuna para esa infección”.

El fármaco ya fue probado en ratones en medio del trabajo preclínico. Allí demostró ser eficaz y segura.

Ahora se realizará un ensayo abierto de fase I en el que se probará qué tan seguro es el fármaco y se determinará la dosis óptima de la vacuna.

También se probará si el biológico produce respuestas inmunitarias en los participantes.

El estudio reclutará entre 18 y 24 participantes que harán parte de la fase inicial que comenzó oficialmente el pasado mes de octubre.

Los investigadores esperan que esta fase del estudio finalice para septiembre del 2022.

Las participantes serán mujeres diagnosticadas con este tipo de cáncer en etapa temprana en los últimos tres años pero que hayan completado su tratamiento.

“La vacuna tiene como objetivo proporcionar protección inmunológica contra los tumores de mama emergentes relacionados con la α-lactoalbúmina. Nuestro objetivo futuro, luego de extensos estudios de investigación de varias fases y la revisión de la FDA, es poner una vacuna a disposición de las mujeres con alto riesgo de desarrollar TNBC que, por lo demás, están sanas y libres de cáncer”, afirmó G. Thomas Budd, oncólogo del Instituto del Cáncer Taussig e investigador de la vacuna.

Suplementos digitales