17 de julio de 2018 00:00

Píntag festeja el gran legado del cacique

Los lugareños festejan con el tronar de los tambores y los bombos. Foto: Cortesía Centro Andino de Píntag.

Los lugareños festejan con el tronar de los tambores y los bombos. Foto: Cortesía Centro Andino de Píntag.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Edwing Encalada

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con más de 20 eventos culturales, que incluyen arte, danza, teatro, desfiles y recuperación de las tradiciones ancestrales, la parroquia de Píntag celebra, desde el sábado 14 hasta el domingo 22, el legado del cacique del cual lleva su nombre: el general Píntag.

Según Rex Sosa, secretario general del Centro Andino de Cultura de Píntag, este evento surgió para reivindicar a personajes indígenas que forman parte de la historia del país.

Ecuador tiene pocas ciudades con nombres de personajes indígenas como Jumandi, Chimbo o Atahualpa. “Rumiñahui es un cantón. Hay que reivindicar a figuras prehispánicas, sacándoles del concepto de fiestas mixturadas con religión que se impuso”, dice Sosa sobre esta situación.

Los cronistas Miguel Cabello de Balboa y Pedro Sarmiento de Balboa nombran en sus relatos a Píntag, un héroe indígena de la etnia caranqui que defendió su territorio ante la invasión incásica a fines del siglo XVI e inicios del XVII.

Según Sosa, Píntag no era su nombre, sino un apelativo que le otorgaron los incas tras la serie de ataques furtivos a Quito en una década. Su nombre significa culebra escurridiza. Hasta hoy se debate si el origen del término es tsafiki.

Píntag sobrevivió a la masacre de Yahuarcocha y se alojó en la maleza del Antisana, suroriente del actual valle de los Chillos, desde donde ataca a las huestes incásicas en Quito; usó ataques tipo guerrilla.

Al ser capturado, y debido a su relevancia, los incas le ofrecieron liderar uno de sus ejércitos, pero no aceptó y murió encarcelado al negarse a ingerir alimentos. Para honrarlo, los incas usaron su piel para un tambor ceremonial.

Precisamente, ese episodio se rememorará el viernes 20, a las 18:00, en el desfile ‘Tronar de bombos y tambores’, que partirá desde el barrio Verdepamba hasta llegar a la Plazuela. Esos ritmos de percusión sirven,según Sosa, para posicionar, en el imaginario de los pinteños, el legado del héroe.
Para este festival se tomó en cuenta los tres sitios que ancestralmente fueron usados para ingresar a la parroquia.

Estos, con la llegada de los españoles, fueron demarcados con cruces; se asumió que eran sitios idolátricos de los lugareños, ya que era costumbre dejar ofrendas a la Pacha Mama para poder ingresar al páramo.

La celebración empezó en la Cruz de Verdepamba. En esta semana irán a la Cruz de San Isidro y terminarán con la Cruz de Jerusalem. Así se honra al pueblo aborigen.

Uno de los eventos centrales de esta celebración será el Encuentro latinoamericano de teatro comunitario. Participarán Mundo Circo, Los Viajeros, Trompos y Garabatos de Ecuador; Inventor de Astromelias de Colombia; Gestos de México; Quidam Teatro y Achalay Teatro de Perú.

Las presentaciones gratuitas se harán en los 33 barrios Píntag, entre el jueves y el domingo. El 21 habrá un desfile cultural con personajes que representarán a los Rucos, Yumbos y Ayahumas, de las parroquias vecinas como Conocoto, Guangopolo, Alangasí, Amaguaña y La Merced.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)