28 de agosto de 2019 09:27

Nave con androide ruso se acopla a la Estación Espacial Internacional

Una foto del folleto fechada el 24 de agosto de 2019 y puesta a disposición por la NASA, que muestra la nave espacial Soyuz MS-14 sin piloto fotografiada cerca de la Estación Espacial Internacional. Foto: AFP

Una foto del folleto fechada el 24 de agosto de 2019 y puesta a disposición por la NASA, que muestra la nave espacial Soyuz MS-14 sin piloto fotografiada cerca de la Estación Espacial Internacional. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La nave espacial con el primer robot humanoide de Rusia en ser puesto en órbita se acopló con éxito este martes 27 de agosto del 2019 a la Estación Espacial Internacional (ISS), tras un primer intento fallido el fin de semana, indicó la agencia espacial rusa.

Un comunicado del portal de internet de Roscosmos indicó que la nave Soyuz MS-14 se acopló a la ISS a las 03:08 GMT.

La nave transportó “670 kilos de cargamento: equipamiento científico y médico, componentes para el sistema de soporte vital, así como contenedores con alimento, medicinas y productos de higiene personal para los miembros de la tripulación”, agregó el comunicado.

Un comentarista en NASA TV, que retransmitía la operación de acoplamiento, destacó “el perfecto acercamiento a la ISS” . “Contacto confirmado, captura confirmada”, afirmó.

El robot Fedor partió el jueves a bordo del cohete Soyuz MS-14 lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.

El robot debía en principio permanecer 10 días, asistiendo a los astronautas en la estación espacial, y regresar el 7 de septiembre.

El fracaso en el primer intento de acoplamiento el sábado fue una desilusión para el sector espacial ruso, que ha sufrido en los últimos años humillantes accidentes y escándalos de corrupción.

En octubre pasado, un accidente ocurrido en un Soyuz minutos después de despegar obligó a los astronautas a bordo -el estadounidense Nick Hague y su colega ruso Alexéi Ovtchinin- a aterrizar de emergencia.

Esta foto del folleto tomada el 26 de julio de 2019 y publicada por el sitio web oficial de la Corporación Espacial Estatal Rusa el 21 de agosto de 2019 muestra al robot humanoide ruso Skybot F-850 (Fedor) siendo probado antes de su vuelo a bordo de Soyuz

Esta foto del folleto tomada el 26 de julio de 2019 y publicada por el sitio web oficial de la Corporación Espacial Estatal Rusa el 21 de agosto de 2019 muestra al robot humanoide ruso Skybot F-850 (Fedor) siendo probado antes de su vuelo a bordo de Soyuz MS -14. Foto: AFP


El robot, con cuerpo antropomórfico plateado, mide 1,80 metros y pesa 160 kilos. Fedor corresponde a un nombre ruso y también a las siglas en inglés de “Final Experimental Demonstration Object Research”.

Fedor dispone de cuentas en las redes sociales Instagram y Twitter, en las que se narra su vida diaria y sus proezas, como aprender a abrir una botella de agua.

Tareas peligrosas

A bordo de la ISS, Fedor debe probar sus capacidades en condiciones de muy baja gravedad, bajo la supervisión del cosmonauta ruso Alexander Skvortsov. Sus habilidades principales incluyen imitar movimientos humanos, lo que significa que podría ayudar a los astronautas a realizar sus tareas.

Entre sus operaciones están manejar un destornillador y llaves, según Alexander Bloshenko, director de programas prometedores de Roscosmos, en una entrevista con el diario Rossiyskaya Gazeta.

Ese robot fue diseñado para trabajar en las condiciones más difíciles, que serían peligrosas para el hombre, precisó Bloshenko.

Las autoridades rusas pretenden utilizar a Fedor en un futuro para conquistar el espacio.

Fedor no es el primer robot que visita el espacio exterior: en 2011, la NASA envió al espacio a un robot humanoide llamado Robonaut 2, desarrollado en cooperación con General Motors, con el mismo objetivo de ponerlo a trabajar en un entorno de altos riesgo. Regresó a la Tierra en 2018 debido a problemas técnicos.

En 2013, Japón lanzó al espacio un pequeño robot, Kirobo, coincidiendo con la llegada del primer comandante japonés de la ISS, Koichi Wakata. Kirobo era capaz de hablar, pero solo en japonés.

Rusia, que sigue siendo el único país capaz de transportar personas hacia la ISS, busca desde hace años reactivar su industria espacial, inmensa fuente de orgullo desde la época soviética, pero sufrió importantes dificultades desde la caída de la URSS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)