Acusan de abuso sexual a policía que invitaba a un m…
Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos
Oferta de vuelos domésticos tiene mayor competencia
“Debemos ser más empáticas y solidarias frente a la …
Colombia pedirá carné de vacunación para ingresar al país
Bolsa con 31 kilos de cocaína fue hallada flotando en el mar
Guarderas criticó a Jorge Yunda durante la sesión solemne
Lasso aumentará apoyo para el financiamiento del Metro

2,6 millones de alumnos van a clases en la Costa

Los uniformes, los zapatos y otras prendas fueron compradas, en el Puerto Principal. Fotos: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los uniformes, los zapatos y otras prendas fueron compradas, en el Puerto Principal. Fotos: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los uniformes, los zapatos y otras prendas fueron compradas, en el Puerto Principal. Fotos: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los establecimientos de la Costa abren sus puertas hoy para recibir a los estudiantes que empiezan el año lectivo 2017-2018. Mientras, el Ministerio de Educación continúa reparando la infraestructura afectada por el invierno de este año y el terremoto del 2016.

En el sistema público se inscribieron 169 558 chicos por primera vez. El 24,6% proviene de establecimientos particulares, fiscomisionales y municipales. El resto corresponde a quienes comienzan sus estudios en Educación Inicial y General Básica (60,2% y 15,2%).


En Manabí –informó la Cartera de Estado– cinco planteles tienen afectación alta y se trabaja en su reconstrucción. “La fecha (de inicio de clases) no se postergará, podría haber algún caso específico de una institución con algún problema, pero solo allí se pospondrían las actividades”, dijo el ministro del ramo, Freddy Peñafiel.


La Unidad Francisco Vera Robles, de Jipijapa, fue adecuada para albergar a 72 personas tras el desastre de abril del 2016. Se trabajó con la Secretaría de Riesgos para trasladar a esas familias a otro lugar y que las actividades comiencen allí con normalidad. El fin de semana estaba prevista la realización de tareas de limpieza para adecentar las siete aulas que sirvieron de alojamiento. El último viernes, los damnificados fueron trasladados a las instalaciones del explantel educativo Divino Maestro.


770 jóvenes asistirán hoy a clases en el Francisco Vera Robles. En Manabí se habilitaron 2 297 establecimientos, informó el director distrital de Educación, Leonardo Moreira.
Mientras que en la Zona 8, que abarca los cantones de Guayaquil, Durán y Samborondón, sus 661 centros fiscales, fiscomisionales, particulares y municipales no tienen inconvenientes. Según Evelyn Soria, subsecretaria de Educación del sector, la infraestructura está lista para el retorno de los estudiantes a las aulas.


De otro lado, se informó que las listas de útiles base que se deben usar en todos los niveles están disponibles en la página web del Ministerio. Desde hace dos semanas, los padres comenzaron a adquirir los implementos. En el mercado de las Cuatro Manzanas, ubicado en el centro-sur del Puerto Principal, se registró un gran movimiento de compradores. Desde el viernes pasado, cientos de familias recorrieron los 216 puestos que funcionan allí.


Con la lista en la mano, Fernando Suárez pasaba revista por los cuadernos, esferos y hojas que compró. Gastó USD 140 en sus dos hijos, que van a primero y segundo de Básica. Le parecía excesivo haber gastado USD 70 en cada lista de útiles, “pero es un esfuerzo que debo hacer por mis niños”. 
Según los dueños de las librerías, el conjunto de implementos para escuelas fiscales cuesta USD 25. El de particulares vale USD 40 sin los textos.


La Zona 8 tiene, además, seis unidades móviles denominadas del siglo XXI, que prestan servicios en sectores urbano-marginales de Guayaquil. Hay dos en Progreso, una en Durán y otra en Samborondón. “Sirven a 
1 140 chicos por jornada, lo que suma 2 280”, expresó Soria.
Añadió que se ha trabajado en el mantenimiento de los planteles y en su impermeabilización. “Las unidades están en perfecto estado para el inicio del año escolar. Ninguna funciona como albergue”.


En Esmeraldas, 69 establecimientos que resultaron afectados -tras terremoto del 16 de abril y el sismo del 19 de diciembre del 2016- son intervenidos. Pertenecen a Esmeraldas, Atacames y Muisne. En el primero, un grupo de ingenieros rehabilita la estructura y mampostería de 24 centros.
La directora distrital de Educación, Magali Ramírez, aseguró que las reparaciones empezaron hace dos meses y deben estar listas hoy, pero podrían tomarse una semana más para quedar terminadas.


Los centros intervenidos son el Margarita Cortés, Nocturno Esmeraldas y Luis Prado Viteri, en donde se veían fisuras en las paredes. El cerramiento del Eloy Alfaro se desplomó.
En la zona rural se refaccionan 32 escuelas y colegios. Se arreglan puertas, servicios higiénicos, se cambiaron los techos rotos y cerramientos. La inversión es de USD 126 000.


En Atacames y Muisne se reparan 13 unidades educativas. De ellas, el 80% está en Tonsupa y en Unión de Atacames. Para este ciclo, en la ciudad de Esmeraldas 75 000 alumnos vuelven a las aulas hoy.
El ministro Freddy Peñafiel confirmó que los maestros se incorporaron a sus actividades hace ocho días. En Esmeraldas, por ejemplo, colaboraron con las tareas de limpieza y de matriculación de los chicos.


En Santo Domingo, en cambio, los profesores se concentraron en configurar sus agendas curriculares. También colaboraron en las mingas de limpieza que se organizaron.
En esa provincia, unos 
100 000 alumnos se inscribieron. En los 392 establecimientos que conforman los dos distritos escolares, incluido el del cantón La Concordia, no se reportaron inconvenientes para empezar la jornada educativa de este año, informó la directora de Educación de esa provincia, Paola Solórzano.

 En contexto


Los alumnos de bachillerato inician clases hoy. Los de educación general básica lo harán de forma escalonada: el 25 será para los de octavo a décimo. Los de quinto, sexto y séptimo lo harán el 26. Un día después ingresarán los alumnos de segundo, tercero y cuarto.

Suplementos digitales