23 de abril de 2020 16:23

Investigadores chinos logran vacuna que protege a monos del covid-19

La vacuna desarrollada por científicos chinos contra el covid-19 funciona en monos, pero aún debe probarse su efectividad en seres humanos. Foto: REUTERS.

La vacuna desarrollada por científicos chinos contra el covid-19 funciona en monos, pero aún debe probarse su efectividad en seres humanos. Foto: REUTERS.

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 40
Andrea Rodríguez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En China los investigadores han logrado una vacuna que protege a los monos del covid-19. El animal que resultó protegido de la infección por el nuevo coronavirus es un primate ‘macacos Rhesus’, informan los científicos.

La vacuna, una formulación tradicional que consiste en una versión químicamente inactivada del virus, no produjo efectos secundarios obvios en los monos.

Investigadores de Sinovac Biotech, una compañía privada con sede en Beijing, dieron dos dosis diferentes de su vacuna contra covid-19 a un total de ocho monos ‘macacos Rhesus’. Tres semanas después, el grupo introdujo el virus SARS-CoV-2 en los pulmones de los monos a través de tubos por sus tráqueas, y ninguno desarrolló una infección en toda regla.

Los monos que recibieron la dosis más alta de vacuna tuvieron la mejor respuesta: siete días después de que los animales recibieron el virus, los investigadores no pudieron detectarlo en la faringe o los pulmones de ninguno de ellos. Algunos de los animales tratados parecían haber controlado la infección. Los resultados "nos dan mucha confianza" de que la vacuna funcionará en humanos, dice Meng Weining, director senior de asuntos regulatorios en el extranjero de la empresa biotecnológica Sinovac.

Sobre este tema, el investigador de la Universidad Central del Ecuador, Pablo Araujo, previene que entre humanos y primates hay similitudes pero también muchas diferencias: “son sistemas biológicos distintos, puede ser que una sustancia como una vacuna funcione bien y tenga los efectos deseados en los monos, pero dar el salto hacia seres humanos es otra cosa, podría ser que en las personas no funcione”. Araujo recuerda que ese tipo de pruebas con animales entran en la fase preclínica; son una base pero es un paso previo a experimentar que una sustancia funcione en humanos.

“Primero se prueba los desarrollos, como una vacuna contra covid-19, en laboratorios, si funciona bien ahí, es decir en cajas de Petri o tubos de ensayo, no significa que funcione luego en animales. Asimismo, si funciona en animales no significa que sea efectivo después en personas”.

Otra preocupación es que los monos no desarrollan los síntomas más graves que el SARS-CoV-2 causa en los humanos. El estudio también abordó el hecho de que la protección parcial podría ser peligrosa.

Experimentos previos en animales con vacunas contra los coronavirus anteriores como SARS y MERS habían encontrado que los niveles bajos de anticuerpos podrían conducir a respuestas inmunes aberrantes cuando un animal recibió los patógenos, causando enfermedad en sus pulmones.

Esta vez el equipo de Sinovac no encontró ninguna evidencia de daño pulmonar en los animales vacunados.

Según la OMS, son ya seis las vacunas que habrían entrado en ensayos en humanos este 23 de abril, y otras 77 estarían en desarrollo. La gran mayoría de estas vacunas utilizan las herramientas modernas de la ingeniería genética (solo cuatro dependen de la tecnología de inactivación anterior), pero Meng dice que lo que finalmente importa es si una vacuna es segura y efectiva, no cómo se fabrica.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (68)
No (8)