5 de enero de 2021 07:20

Fiesta clandestina en un yate terminó con el barco a punto de hundirse debido al exceso de pasajeros

Las imágenes del barco a punto de hundirse debido al exceso de pasajeros se volvieron virales. Foto: Facebook

Las imágenes del barco a punto de hundirse debido al exceso de pasajeros se volvieron virales. Foto: Facebook

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

Alrededor de 25 jóvenes se juntaron en un yate para llevar a cabo una fiesta clandestina en Entre Ríos, Argentina. Ocurrió en el club náutico de Paraná y, a raíz del exceso de pasajeros, el barco terminó hundiéndose. 

Según relata el diario La Nación de Argentina, los asistentes a la fiesta se dirigían a una locación llamada Isla Bonita, en el sector. Sin embargo, el barco que podía soportar un máximo de 10 personas se terminó hundiendo con 25 asistentes enfiestados. 

En redes sociales, se viralizaron fotografías de la dantesca escena, en la que la embarcación llega a duras penas a la orilla, mientras decenas de personas están sentadas en la orilla. 

Para cuando el yate había logrado ponerse frente al muelle, la popa estaba completamente sumergida bajo el agua. Posteriormente, maquinaria pesada llegó al lugar para intentar poner al barco en su lugar. 

Según informan medios locales, los asistentes a la fiesta no llevaban mascarillas ni se respetó ningún protocolo de distanciamiento, en medio de la pandemia de covid-19. 

Leonardo Díaz, el presidente del Club Náutico de Paraná, admitió a TodoNoticias que el yate “salió sin los requisitos” requeridos. Dijo que algunos de los ocupantes eran socios del club y agregó que se manejaron de manera “irresponsable y llevando demasiada carga a bordo”.

“Sucedió que el exceso de carga hizo entrar agua por las ventilaciones del motor. Gracias a Dios ya estaban tocando el borde de una isla y se sumergió la parte de motor y máquinas, quedando el resto en arena”.

Un verano de desobediencia en Argentina


La coyuntura veraniega en el sur del continente también está llevando a buena parte de la población argentina a desatender las medidas sanitarias, con fiestas clandestinas y playas llenas, como el fin de semana cuando se conocieron imágenes de una aglomeración de jóvenes, sin distanciamiento alguno ni mascarillas, en una playa de Pinamar, que tuvo que ser dispersada por la Policía.

El presidente Alberto Fernández insiste en que el "problema persiste" a pesar de que ya se comenzó a vacunar a la población desde el pasado martes al personal sanitario, con las primeras 300 000 dosis recibidas de la vacuna rusa Sputnik-V.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)