30 de octubre de 2018 11:45

Escultores trabajan piezas a la vista del público en Guayaquil, en la edición 19 del Festival de Arte al Aire Libre

Esculturas y pinturas toman forma a la vista del público en el Faal. Un vistazo a los trabajos, técnicas y materiales que toman forma en el concurso de escultura del 19 Faal (Festival de Artes al Aire Libre) de Guayaquil, que se hasta el 5 de noviembre en

Esculturas y pinturas toman forma a la vista del público en el Faal. Un vistazo a los trabajos, técnicas y materiales que toman forma en el concurso de escultura del 19 Faal (Festival de Artes al Aire Libre) de Guayaquil, que se hasta el 5 de noviembre en el Malecón y en la Plaza Colón. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Escultores levantan pedazos de madera por el aire a fuerza de martillo y formón, cortan piedra con sierras eléctricas o dibujan con marcador sobre bloques de espuma de polietileno en la Plaza Colón de Guayaquil, donde se desarrolla hasta el próximo 5 de noviembre el concurso de escultura del Festival de Arte al Aire Libre (Faal).

La edición 19 del Festival arrancó el pasado viernes 26 de octubre del 2018 con los tradicionales certámenes de pintura, dibujo y escultura e incluye concursos de otras ocho disciplinas artísticas que se desarrollarán en espacios abiertos del centro de la ciudad.

Adriano Bacilo esculpe un tronco de madera donde espera representar problemáticas actuales como el aborto. Es su segundo año en el certamen. Los 30 participantes del certamen se ha dividido en dos grupos: uno con materiales duros o que expelen partículas al aire; en el otro grupo se ubican artistas del modelado.

En el primer grupo se encuentra también Miguel Ángel Mera, quien ha ganado por tres años el primer premio del concurso de pintura del Faal (USD 3 000). Esta vez esculpirá un ángel en ‘espumafón’, una figura “estilizada” que pretende unir a unas alas de cortes más geométricos y con un material con el que ha trabajado antes: las planchas de fibra de vidrio que se usan para cubrir los cielorrasos de las casas.

Alonso Fares y Javier Franco modelan en arcilla inquietantes figuras humanoides, estudios anatómicos que luego fundirán en resina. Franco moldea una silueta humanoide con elementos rescatados de las orillas de las playas -viejos maderos comos cabellos y cráneos de animales como tocados-, en un discurso sobre la desintoxicación o purga que necesita el hombre, explicó.

Fares, quien también ha ganado el primer premio del Faal, modela una cabeza de grandes proporciones que pretende equiparar con las diminutas cabezas reducidas o tsantsas, práctica del pueblo indígena Shuar. “En vez de un enemigo reducido, este es un gran amigo”, indicó Fares.

“El Faal es el único lugar donde podemos hacer escultura al aire libre, por una sola fecha al año, y deberíamos tener en la ciudad otros eventos que incluyan simposios internacionales, con la asociación de escultores del estamos gestionando nuevos espacios”.

En esta ocasión el festival se realiza a finales de octubre para que los guayaquileños y visitantes puedan disfrutar de las exhibiciones en el feriado por el Día de los Difuntos y por la independencia de Cuenca, informó la Dirección de Cultura del Municipio de Guayaquil, organizadora del evento. Tradicionalmente el Faal se organizó a inicios de octubre por las fiestas de independencia de la ciudad.

Los concursos de pintura y dibujo se desarrollan en el Paseo de los Presidentes en el Malecón. El Cabildo reparte premios por USD 32 000 en 11 categorías que incluyen además música, danza, declamación, títeres, teatro, fotografía, cortometraje y artes alternativas. La programación completa puede consultarse en la página web del Museo Municipal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)