23 de septiembre de 2018 00:00

Ecuador es líder en estudio de reptiles

En lo que va de este año se han descrito 10 nuevas especies. El listado incluye a serpientes y lagartijas en Galápagos y la Costa. Fotos: cortesía Mario h. Yánez-Muñoz y Alejandro Arteaga .

En lo que va de este año se han descrito 10 nuevas especies. El listado incluye a serpientes y lagartijas en Galápagos y la Costa. Fotos: cortesía Mario h. Yánez-Muñoz y Alejandro Arteaga .

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 13
Redacción Tendencias
tendencias@elcomercio.com
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El estudio de los reptiles se ha convertido en uno de los principales enfoques de los investigadores en Ecuador. En lo que va del 2018 se han descrito 10 nuevas especies. Este número coloca al país como el líder mundial de este año en publicaciones, junto con India y México, seguido de Brasil (8).

El anuncio fue realizado por el grupo de investigadores de Tropical Herping. Los descubrimientos incluyen a ocho serpientes y dos lagartijas que han sido halladas en zonas importantes para la conservación como Galápagos, El Oro y El Carchi.

Mario Yánez- Muñoz, investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio) a cargo de la colección de anfibios y reptiles, explica que este ha sido uno de los mejores años para los especialistas en estos animales en el país, ya que se ha alcanzado tasas de publicaciones que no se veían en la última década.

Concretar este número de descripciones es un mérito, dice Yánez. Esto se debe a que cada año se descubren varias especies de reptiles, pero son muy pocas las que se llegan a publicar y los trabajos pueden tomar varios años. El proceso tiene distintas etapas después del hallazgo de la especie. Primero está la fase de laboratorio, donde se ven los criterios y evidencias que se van encontrando a diferentes niveles para poder construir el manuscrito. Con ese esqueleto pueden someterlo a una revisión en revistas especializadas con editores anónimos que verifican el artículo y validan la información que se va a publicar.

En el caso de las tres serpientes nuevas de Galápagos, les tomó alrededor de 10 años concretar la publicación, que se dio a conocer en agosto de 2018. Para Yánez, este es uno de los mayores aportes que se ha hecho en el campo, ya que el trabajo llega después de casi 50 años de no saber nada sobre las serpientes de las islas.

Las tres especies fueron descubiertas durante un viaje en el 2008 en las islas Santiago, Rábida, Tortuga, Isabela y Fernandina. Sus nombres son Pseudalsophis thomasi, Pseudalsophis hephestus y Pseudalsophis darwini.

Fotografía cedida por el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio) de Ecuador hoy, lunes 27 de agosto de 2018, de una serpiente Pseudalsophis darwin, en Galápagos. Foto: EFE/ Inabio.

Fotografía cedida por el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio) de Ecuador hoy, lunes 27 de agosto de 2018, de una serpiente Pseudalsophis darwin, en Galápagos. Foto: EFE/ Inabio.


Yánez también participó en la publicación sobre el descubrimiento de la lagartija Anadia buenaventura. En este caso, el proceso empezó en el 2012, cuando se encontró un ejemplar de la especie, pero no se logró extraer su ADN. Dos años después apareció un segundo ejemplar, en el cual ya se pudo realizar el proceso y un año más tarde pudieron fortalecer los criterios morfológicos y profundizar el análisis de su anatomía .

Estas lagartijas se distinguen por tener un patrón de coloración con bandas laterales claras e hileras de puntos oscuros. Foto: cortesía Mario H. Yánez-Muñoz

Estas lagartijas se distinguen por tener un patrón de coloración con bandas laterales claras e hileras de puntos oscuros. Foto: cortesía Mario H. Yánez-Muñoz


Otro de los grandes aportes de este año fue la publicación sobre el descubrimiento de las cinco especies de culebras chupa-caracoles, que estuvo a cargo de Alejandro Arteaga y un grupo de más de 10 investigadores.

Este descubrimiento llamó la atención también por incorporar un proceso novedoso en el país. Los nombres de tres de estas especies (Dipsas georgejetti, Dipsas bobridgelyi y Sibon bevridgelyi) fueron elegidos a través de una subasta.

Cinco nuevas especies de culebras no venenosas fueron descubiertas en Ecuador. Se caracterizan por tener los ojos saltones. Foto: Alejandro Arteaga /Tropical Herping.

Cinco nuevas especies de culebras no venenosas fueron descubiertas en Ecuador. Se caracterizan por tener los ojos saltones. Foto: Alejandro Arteaga /Tropical Herping.

El dinero recolectado sirvió para la compra de 72 hectáreas que se suman a la reserva Buenaventura de la fundación Jocotoco, ubicada en la provincia de El Oro, para la conservación y cuidado de estos animales. Otra parte del dinero recolectado servirá para encontrar nuevos ejemplares.

Arteaga, quien es director científico de Tropical Herping y estudiante de doctorado del Museo Americano de Historia Natural, coincide en que este ha sido un año importante para los estudiosos de reptiles.

Para el investigador esto se debe a que Ecuador “es una cantera para especies nuevas porque es un país megadiverso” y todavía tiene muchas zonas que no han sido exploradas por científicos. Otra razón es el trabajo coordinado que se ha logrado establecer entre diferentes organizaciones.

Según Arteaga, existen alrededor de 10 instituciones (entre museos y universidades) que tienen científicos activamente involucrados en el estudio de la diversidad biológica del país y actualmente se cuenta con el apoyo financiero por parte de instituciones como la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) para promover este tipo de estudios.

Actualmente, se estima que existen alrededor de 476 especies de reptiles en el país, el cual está ubicado en la lista de los 10 sitios con mayor diversidad de reptiles en el mundo. En octubre se prevé que saldrá una publicación sobre un nuevo camaleón sudamericano o lagartija endémica del Carchi.

En este caso, el proceso, desde el hallazgo de los ejemplares hasta la publicación, ha tomado dos años y medio, por lo que se considera que ha sido un procedimiento rápido.

Ecuador se está posicionado como uno de los lugares que más está generando información y aportando a su inventario nacional de biodiversidad, dice Yánez. Además, cada vez existe mayor participación por parte de los científicos nacionales en estos procesos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)