Víctima que destapó los abusos sexuales en la Iglesi…
Gobierno renueva estado de excepción en las cárceles
Expertos de Sudáfrica confían en la respuesta de las…
Pentágono creará grupo especial para investigar avis…
Reforma tributaria: Gobierno recibe notificación de Asamblea
Los ministros de Sanidad del G7 analizan estrategias…
Pico y placa: Así será el tránsito en semana de fies…
OMS: Ómicron tiene riesgo global de propagación R…

Logran captar en video a la hormiga más rápida del mundo

Las hormigas Cataglyphis bombycina son las más rápidas del mundo. Su secreto está en sus patas. Foto: Flickr/ gailhampshire.

Las hormigas Cataglyphis bombycina son las más rápidas del mundo. Su secreto está en sus patas. Foto: Flickr/ gailhampshire.

Las hormigas Cataglyphis bombycina son las más rápidas del mundo. Su secreto está en sus patas. Foto: Flickr/ gailhampshire.

Las hormigas plateadas del Sáhara se alzan con el título de las más rápidas del mundo con picos de 0,855 metros por segundo, gracias a un sorprendente juego de patas, según un estudio publicado el jueves 17 de octubre del 2019.

“Al calcular las velocidades máximas de los insectos, (los investigadores) Harald Wolf y Sarah Pfeffer quedaron impresionados al constatar que estos animales alcanzaban una increíble marca de 0,855 metros por segundo es decir, 108 veces su propia longitud corporal por segundo”, según un comunicado de la Company of Biologists, una asociación científica.

Estas hormigas, llamadas Cataglyphis bombycinas, ya eran famosas por su capacidad de recorrer las dunas en busca de comida incluso con una arena a 60 ºC.

Para conocerlas un poco mejor, Wolf y Pfeffer, de la Universidad de Ulm en Alemania, las fueron a filmar en plena acción en el desierto tunecino en 2015.

Además de determinar su velocidad récord, los investigadores descubrieron que las hormigas eran más rápidas cuando las temperaturas eran muy elevadas. Con una temperatura fresca de 10 ºC en laboratorio, su desempeño declinaba hasta 0,057 m/s.

Además, el tamaño de sus patas desempeña un papel clave: son 20% más cortas de las de sus primas de las marismas salinas tunecinas, las Cataglyphis fortis, según el estudio publicado en el Journal of Experimental Biology.

El truco está en la técnica: las pequeñas patas (4,3-6,8 mm) son capaces de agitarse a velocidades increíbles y efectuar hasta 47 pasos por segundo.

Y si es necesario, estas hormigas pasan al galope, propulsando simultáneamente al aire las seis patas y reposándolas solo 7 milisegundos. Todo ello en un movimiento perfectamente sincronizado.

La técnica podría “permitirles no hundirse demasiado en la arena blanda”, según Wolf.

Suplementos digitales