Álvaro Alemán: ‘El deporte nos relaciona con l…
Fiscalía abrió 4 procesos por dos niños agredidos en…
Vehículos se quedan en patios de la AMT hasta por nueve años
70 jóvenes no videntes aprenden en el aula y con cla…
Proyecto de Ley Creando Oportunidades abre el debate…
Menos pago por horas extras y desahucio, en reforma laboral
Docente Auxiliadora Andrade: ‘Viajamos para qu…
Refuerzo de Pfizer aumenta 20 veces el nivel de anti…

Un saco de huevos de arañas venenosas hecho en laboratorio para investigación

Un saco de huevos de arañas venenosas para ser estudiado en  Australia. Fotos: Captura de video

Un saco de huevos de arañas venenosas para ser estudiado en Australia. Fotos: Captura de video

Un saco de huevos de arañas venenosas para ser estudiado en Australia. Fotos: Captura de video

Dentro de un recipiente se observa unas pinzas que abren con delicadeza una bolsa blanca de la que salen cientos de pequeñas arañas. Una vez abierto, una brocha empuja una de las partes desprendidas de la bolsa para no lastimar a los arácnidos recién nacidos. Eso es lo que se ve en un video grabado por un grupo de científicos que busca hallar el antídoto para tratar las picaduras de arañas venenosas.

Científicos del Australian Reptile Park of Somersby analizan las arañas del tipo de tela de embudo que viven en áreas frías y húmedas. Su veneno es letal por lo que puede causar la muerte de un humano en el lapso de 15 minutos si este no recibe atención médica de inmediato.

Los ejemplares de las arañas de tela de embudo son criados en cautiverio en el laboratorio del Australian Reptile Park of Somersby. En total, 11 sacos de huevos de esta especie de arácnidos serán utilizados para la investigación, según CNN en español.


Kane Christensen, jefa del laboratorio de arañas, le dijo a CCN que los arácnidos fueron criados con el objetivo de investigar antídotos esenciales para contrarrestar las picaduras de estos animales que pueden causar la muerte en Australia.

La descripción de las arañas tipo embudo, que se encuentra en la página web del Australian Reptile Park of Somersby, menciona que estas habitan en bosques, pero que los jardines privados de viviendas con mucha vegetación también son colonizados con facilidad. Se distinguen por tener la cabeza de color negro brillante y el abdomen inflado de color marrón o púrpura. Aunque su dieta se basa en insectos están preparadas para alimentarse de ranas o lagartijas.

Suplementos digitales