5 de noviembre de 2020 21:00

El covid 19 empeoraría el zumbido en el oído, según sugiere un estudio

Imagen referencial. El miedo a contagiarse, inquietudes financieras, soledad y problemas para dormir han contribuido a que este problema sea más molesto para el 32 % de las personas, indica el estudio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Imagen referencial. El miedo a contagiarse, inquietudes financieras, soledad y problemas para dormir han contribuido a que este problema sea más molesto para el 32 % de las personas, indica el estudio. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Los acúfenos, ruidos o pitidos que algunas personas escuchan en los oídos y la cabeza aunque no existan, pueden empeorar cuando se contrae el covid-19, según un estudio, el cual indica que algunos pacientes empezaron a sufrir este problema tras contagiarse.

La investigación publicada en Frontiers in Public Health señala que los acúfenos empeoraron en el 40 % de las personas que mostraban síntomas de covid-19. El estudio se hizo con más de 3 100 personas de 48 países, especialmente en Reino Unido y Estados Unidos.

Aunque el estudio se centró en personas que sufrían con anterioridad estos ruidos, "un pequeño número" de participantes señaló que empezaron a notarlos tras desarrollar síntomas de coronavirus, según una nota de la Universidad británica de Anglia Ruskin (ARU).

La situación social generada por la pandemia, desde la incertidumbre, al cambio de hábitos o casas más ruidosas por los confinamientos, también parece influir negativamente en quienes sufren de acúfenos.

Así, "una gran proporción de personas" estimó que sus acúfenos empeoraron con las medidas de distanciamiento social para ayudar a controlar la propagación del virus y que han supuesto cambios importantes en las rutinas y estilo de vida.

El miedo a contagiarse, inquietudes financieras, soledad y problemas para dormir han contribuido a que este problema sea más molesto para el 32 % de las personas, indica el estudio.

Ciertos factores externos también contribuyeron, según los afectados, como el aumento de las videollamadas, los entornos domésticos más ruidosos, la educación en el hogar y el aumento del consumo de café y alcohol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)