11 de diciembre de 2019 00:00

La comuna Chigüilpe instaló un pesebre con figuras nativas

En la iglesia Cristo Luz del Mundo, en la comuna Chigüilpe, se armó un nacimiento con cabañas y telares típicos. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO.

En la iglesia Cristo Luz del Mundo, en la comuna Chigüilpe, se armó un nacimiento con cabañas y telares típicos. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
María Victoria Espinosa
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los tsáchilas de la comuna Chigüilpe empezaron a armar el pesebre navideño en la iglesia Cristo Luz del Mundo, en la provincia de Santo Domingo.

Desde la semana anterior, cuatro feligresas empezaron a elaborar casas pequeñas de espumaflex revestidas con yeso. También recolectaron plantas nativas, piedras de los ríos y madera para los puentes, cascadas y caminos.

Este año, los tsáchilas incorporaron al pueblo de Belén, pero hicieron varias modificaciones. Una de esas es que el techo de las viviendas es de la tela con la que las mujeres tsáchilas confeccionan la falda.

Otro de los detalles nuevos que se agregó es una tela azul con luces blancas que emulan el cielo y las estrellas.

También agregaron las palomas blancas de la paz y las pusieron en el pesebre. Para los tsáchilas este elemento es importante, porque deja un mensaje en la comunidad católica: la llegada de Jesús es una promesa de paz en el mundo.

Las feligresas Diana, Sandra, Yésica y Aracely Aguavil colocaron césped natural para darle una apariencia similar a la del musgo, en la parte baja del pesebre. También recolectaron plantas medicinales, que son sagradas para la nacionalidad. Estas fueron ubicadas cerca de los animales, caminos y fuentes de agua.

Sandra de Aguavil, una de las decoradoras del pesebre, contó que la figura de Jesús será vestida con indumentaria tsáchila, como lo hacen desde hace más de seis años.

Para el próximo sábado se organizó la novena de aguinaldos en la iglesia. Desde ese día se realizarán varias actividades navideñas en la comuna.
Los priostes del Niño Dios organizan las novenas y se encargan de confeccionar la ropa típica que llevará Jesús.

En Chigüilpe también se alistan las fiestas navideñas, donde se reparten caramelos y juguetes a los niños de las comunas.

Esta actividad se realiza además en las otras seis comunas nativas. Las mujeres de las aldeas preparan comida típica, como el ayampaco de pescado, y los adultos degustan del malá (chicha de maíz fermentado).

En esta época del año, los tsáchilas también aprovechan para demostrar su devoción a la Iglesia Católica y realizan los sacramentos como el Bautismo, Primera Comunión, Confirmación y matrimonios.

En las viviendas de los tsáchilas también se armaron pesebres nativos.
En el caso de Sandra de Aguavil, durante esta semana empezó con la remodelación de una cabaña junto a su vivienda para colocar ahí el nacimiento. Ella cambiará la paja toquilla del techo para evitar que haya filtraciones.

También elaborará cabañas típicas de la nacionalidad con pambil, caña guadúa y toquilla.

Su pesebre también tendrá una cascada en miniatura porque representa la importancia del agua para los tsáchilas, especialmente para quienes se dedican a la medicina ancestral o chamanismo.

El pesebre de este año en la iglesia ha llamado la atención de los feligreses de las comunas Chigüilpe, Otongo Mapalí y Peripa. Ellos señalaron que este año asistirán a las novenas porque se siente un ambiente de paz y de identidad cultural. “La religión ya es parte de nosotros aunque se haya adquirido tras la colonización”, señaló Francisco Aguavil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)