Otras cinco muertes violentas se registraron en Lago Agrio
Mujer sufre asalto en Ecuador durante transmisión en…
4 claves de los informes para debate decisivo del pr…
Epidemiólogos analizan el cambio de semáforo de rojo…
COE de Guayaquil modifica medidas; el aforo será del 50%
Policía libera en Guayas a joven secuestrado por 13 días
Ecuador tiene 3 propuestas sobre uso progresivo de l…
Aviación Civil investiga a operador de torre de cont…

Una superluna negra ‘aparecerá’ en el cielo la noche de este 31 de julio del 2019

Estados Unidos no ha sido testigo de una luna negra desde el 2016. Para el resto del mundo, el evento astronómico será en agosto. Foto: captura.

Estados Unidos no ha sido testigo de una luna negra desde el 2016. Para el resto del mundo, el evento astronómico será en agosto. Foto: captura.

Estados Unidos no ha sido testigo de una luna negra desde el 2016. Para el resto del mundo, el evento astronómico será en agosto. Foto: captura.

Los habitantes de Norteamérica serán testigos la noche de este miércoles 31 de julio del 2019 de un fenónemo conocido como luna negra. Este evento astronómico será especial, pues no se ha dado desde el año 2016, según la cadena CNN. Para el resto del mundo, este acontecimiento no se dará sino hasta el próximo 30 de agosto.

La luna negra, “es básicamente la segunda luna nueva del mes, algo que rara vez ocurre”, explica CNN. Esto sucede, de acuerdo con la NASA porque el mes lunar tiene 29,53 días, pero los meses en la Tierra son un poco más largos.

Por lo tanto, aproximadamente cada 32 meses, en el planeta se pueden apreciar dos lunas llenas o dos lunas nuevas.  Según CNN, “la segunda luna llena en un mes se llama luna azul, y la segunda luna nueva se llama luna negra”. 

El fenómeno de la luna negra se da aproximadamente cada 32 meses. Foto: Flickr/ NASA Goddard Space Flight Center.

Según la NASA, la Luna tiene nueve fases: nueva, creciente, cuarto creciente, gibosa creciente, llena, gibosa menguante, cuarto menguante, menguante y luna negra. Cada fase es la forma en la que el satélite es visto desde la Tierra.
 
Probablemente durante la luna negra no se vea nada en el cielo, dice el portal EarthSky, pues durante esta fase el satélite “viaja a través del cielo junto con el Sol durante el día“. La ventaja de que la Luna ‘desaparezca’ del cielo es que permitirá observar con mayor facilidad las estrellas.

 Por la época del año, los norteamericanos también podrían apreciar la Vía Láctea. Para esto, deberán alejarse de las ciudades y su contaminación lumínica. 

Suplementos digitales