17 de septiembre de 2018 00:00

La Casa de José Joaquín de Olmedo es un ícono en Babahoyo

La Casa de Olmedo está ubicada en la hacienda La Virginia, cruzando el río Babahoyo y frente a la capital. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

La Casa de Olmedo está ubicada en la hacienda La Virginia, cruzando el río Babahoyo y frente a la capital. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Casa de Olmedo está cobijada por gigantes árboles de Samán. En la Hacienda La Virginia, en Babahoyo, se levanta esta construcción que guarda un valor histórico y patrimonial para el Ecuador.

Está ubicada en el margen derecho del río Babahoyo, frente a la capital fluminense desde donde se la observa. Se puede llegar cruzando un puente vehicular, tomando una canoa en el margen del centro de la urbe o ingresando por la vía Babahoyo-Quevedo.

Desde su fachada se observa la influencia del estilo en las casas-hacienda del siglo XVII. Aunque su estructura ha pasado por varias restauraciones desde los años ochenta.

El material original de la casona era madera y caña. Actualmente es toda de madera, desde las columnas, paredes, piso y escaleras. Toda la propiedad tiene 3,5 hectáreas.

Según los registros, la casa perteneció al prócer guayaquileño José Joaquín de Olmedo. Heredó la hacienda de su padre Miguel. En el lugar pasaba largas temporadas y ahí se inspiró para escribir el Canto a Bolívar y La Victoria de Junín.

La propiedad también fue escenario de la firma del Tratado de La Virginia, el 6 de marzo de 1845, a través del cual las fuerzas nacionalistas pusieron fin al gobierno de Juan José Flores.

Wimper Romero, presidente de la Cámara de Turismo de Los Ríos, señala que todo ese legado histórico vuelve a la casona un patrimonio cultural para el país. “Su construcción original fue restaurada, pero conserva la historia trascendental para la República”.

Explica que la Casa de Olmedo es el eje de varios circuitos turísticos para recorrer Babahoyo y llegar hasta otros cantones de la provincia.

Es una típica casa de hacienda de antaño de madera, de amplios espacios para los salones, habitaciones y varios ambientes. Los pasillos son extensos, de dos metros de ancho, ventanas estilo chazas y balcones que dan hacia el interior de la hacienda y otros hacia el río Babahoyo.

También se adecuó la habitación y la oficina del prócer como en la época que la ocupó. En uno de los salones hay grandes retratos de Olmedo y su esposa, María Rosa de Icaza Silva. Pero también figuras de cera con trajes de color negro.

El lugar sirvió de locación para estudiantes de la carrera de Comunicación de la Universidad de Babahoyo. En julio pasado realizaron videos para un documental sobre los sitios más atractivos del cantón.

Aldo Robelli, Denisse Llanos, Omar Granados e Ingrid Díaz, de octavo semestre, montaron la escenografía en la casona para el programa turístico. El trabajo debía complementarse con la Catedral de Nuestra Señora de La Merced y los paseos al cerro Cacharí, un atractivo de Babahoyo.

El Presidente de la Cámara de Turismo señala que todos esos lugares forman parte del ‘fam trips’ (viajes de familiarización) que se promocionan con las agencias turísticas y operadoras de viajes.

Hay un circuito que incluye la Casa de Olmedo, la visita a una hacienda donde se conoce el proceso desde la cosecha y secado del cacao, paseos en el río, recorrido en el Centro Cultural del malecón.

La Municipalidad de Babahoyo y la Casa de la Cultura, núcleo de Los Ríos, desarrollan un proyecto turístico. El Cabildo trabaja en mejorar la señalética turística para llegar a la hacienda de Olmedo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)