2 de mayo de 2019 00:00

Biólogos eligen a las ranas más atractivas del país

La rana incubadora cornuda (foto) lleva sus huevos en la espalda, como mochila. Foto: Cortesía Tropical Herping

La rana incubadora cornuda (foto) lleva sus huevos en la espalda, como mochila. Foto: Cortesía Tropical Herping

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Andrea Rodríguez
Redactora (I)
arodriguez@elcomercio.com 

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un grupo de biólogos de Tropical Herping, institución que promueve la conservación de anfibios y reptiles en Ecuador, desarrolló una investigación para determinar el ‘top ten’ de las ranas más atractivas del país.

Alejandro Arteaga, biólogo e investigador, explicó que realizaron esta lista para atraer la atención de las personas hacia estos anfibios que fueron fotografiados por esta institución, para su posterior divulgación.

En su mayoría son anfibios de origen amazónico, el resto proviene de la selva del Chocó, en el noroccidente del país y otras más de Los Andes.

Una de las ranas más llamativas es la llamada ‘Diablito’, que recibió este nombre por su color rojo intenso.

La rana diablito (foto) tiene un color rojo intenso. La especie está en la categoría Casi Amenazada. Foto: Cortesía Tropical Herping

La rana diablito (foto) tiene un color rojo intenso. La especie está en la categoría Casi Amenazada. Foto: Cortesía Tropical Herping

Aunque es venenosa, su apariencia cautiva no solo a investigadores sino también a quienes tienen la fortuna de verla de cerca. Su población está en la categoría Casi Amenazada de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En este ‘top ten’ también se destaca la rana hoja amazónica, cuyo dorso parece una hoja de color verde.

Como advierte Arteaga, los bordes de la piel de este anfibio parecen haber sido comidos por hormigas. Además, cuando este animal se da la vuelta tiene una coloración de marcas negras y naranjas, como si fuera un tigre.

A estos anfibios se suma la rana torrentera o de los torrentes, que posee unos ojos enormes de color marrón y la punta de sus dedos de un color anaranjado brillante.

La rana de cristal (foto) tiene un pliegue ventral transparente. Deja ver todos sus órganos. Foto: Cortesía Tropical Herping

La rana de cristal (foto) tiene un pliegue ventral transparente. Deja ver todos sus órganos. Foto: Cortesía Tropical Herping

La rana chachi, en cambio, es llamativa por su color dorado, sus ojos grandes, al igual que su cabeza. Esta última habita en los bosques más vírgenes de la parte occidental del país.

Una de las más impresionantes es la rana de cristal cuyo pliegue ventral es completamente transparente, lo que significa que los órganos son totalmente visibles.

Los biólogos alertan que la nueva especie ya está en peligro de extinción.
De hecho, se sabe que las ranas de cristal necesitan arroyos totalmente limpios para procrear. Si esta agua se seca o se contamina, esos anfibios no pueden sobrevivir.

También se conoce que las ranas de cristal requieren tramos continuos de bosque para interactuar con poblaciones cercanas, y las vías o carreteras actúan como barreras para la dispersión de individuos transitorios. Para que una persona pueda observar a este selecto grupo de ranas, lo ideal es que visite su propio hábitat, lo que significa acudir el bosque amazónico y recorrer los bosques nublados de Mindo, por ejemplo. También existe otra opción, que es visitar el Centro de Investigación y Conservación de anfibios Jambatu, localizado en el valle de Los Chillos.

La rana atigrada (foto) exhibe en su parte inferior rayas como las de un tigre. Su dorsal es verde. Foto: Cortesía Tropical Herping

La rana hoja verde (foto)  se camufla gracias al color de su dorsal. Foto: Cortesía Tropical Herping

Uno de los objetivos de este centro es investigar y ejecutar el Plan Estratégico para la Conservación de los An­fibios Ecuatorianos en riesgo de extinción.

En este lugar los mantienen en terrarios, espacios elaborados que reproducen fielmente las condiciones ambientales necesarias para distintos seres vivos.

En esta selecta lista de anfibios llamativos también está la rana incubadora cornuda, que tiene una forma poco usual.

Niños asisten a una obra de cuento a ciegas, presentado por Aesthesis Arte Sensorial. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

La rana atigrada (foto) exhibe en su parte inferior rayas como las de un tigre. Su dorsal es verde. Foto: Cortesía Tropical Herping

Según describe Arteaga, esta parece llevar una máscara similar a la de Batman. De igual manera, tiene la capacidad de cargar sus huevos en la espalda, a manera de mochila. Esta rana es muy difícil de localizar, porque vive en la hojarasca de la Amazonía.

Sobre los anfibios en peligro de extinción, el experto dice que la rana torrentícola es también una de las más amenazadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)