Rodrigo Albuja Chaves

Repensar la economía

La crisis del bienestar es una crisis económica con nuevas manifestaciones y consecuencias y no se superan solo con mayor producción.

A lacrisis profundizada por la pandemia se la ha caracterizado como crisis de salud, económica, política, social, ambiental y moral. Pero lo que subyace en el fondo no aflora claramente, quizá porque ha penetrado sutilmente en el tejido social en los últimos años, como consecuencia de cambios profundos en los modos de vida que mellaron los valores que nos han unido como sociedad: nos embarga el desencanto, la abulia, la anomia ante los hilos que manejan el poder con discursos estereotipados.

Ha terminado el año 2021 con una sensación de incertidumbre ante las perspectivas difíciles para la recuperación económica del país, pese a los anuncios optimistas sobre la tendencia a un crecimiento del Producto Interno Bruto en los próximos años. Con ello se continúa sumiendo el Ecuador en el ilusionismo que el pensamiento económico oficial ha creado alrededor de ese indicador, cuyo crecimiento no produce necesariamente consecuencias en términos de beneficio social.

Es necesario repensar la economía ante la crisis del bienestar expresada en necesidades no satisfechas, pobreza, inequidad. La crisis del bienestar es una crisis económica con nuevas manifestaciones y nuevas consecuencias y no se superan con mayor producción de bienes materiales sin la inclusión de la población en los procesos productivos.
Un cambio de paradigma exige, sin embargo, planteamientos concretos sobre los medios para llegar a esos fines, es decir estrategias y políticas que pongan en evidencia la viabilidad y legitimidad de los objetivos, por su incidencia directa en el mayor bienestar para todos.

Construir esa viabilidad debe ser la tarea de los diferentes sectores del país, con un esfuerzo que signifique un contrapeso al reduccionismo monetarista que caracteriza a la política oficial, de un alcance reducido a la consecución del equilibrio fiscal, y carente de una visión estratégica que armonice los objetivos sectoriales con un hilo conductor hacia el desarrollo.