Carlos Jaramillo

Nuevo estadio y plan urbano

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 25
Sábado 22 de febrero 2020

La reanudación de las competencias de fútbol en el Estadio Olímpico Atahualpa por los torneos nacionales e internacionales reaviva el bullicio y la actividad en ese vetusto escenario y en sus alrededores, y alienta la idea de reemplazarlo con un moderno y ambicioso complejo urbano, con tecnología de punta, que incluiría, a más del campo deportivo con capacidad para 60.000 espectadores cómodamente sentados, instalaciones para otras disciplinas deportivas, gimnasio, almacenes, museo, centro de convenciones, hotel, bancos, estacionamiento para diez mil vehículos, etc.

Para el efecto, han iniciado conversaciones personeros del Concejo Metropolitano y de Concentración Deportiva de Pichincha y han conformado una comisión de la que forman parte Fernando Carrión, asesor del Alcalde; Andrea Sotomayor, secretaria del Deporte; Francisco Egas, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol; Jaime Ruiz, presidente de CDP; etc., para que efectúe un concurso de anteproyectos, elabore las bases de la licitación correspondiente e impulse algunos asuntos de este proyecto que, según cálculos a grosso modo, tendría costo de aproximadamente USD 200 millones, cantidad que se financiaría con aportes del Gobierno Nacional, Municipio capitalino, CDP y, sobre todo, de la empresa privada, que invertiría en espacios para negocios que se contemplan en este complejo, para lo cual se crearía una Unidad especializada a fin de que maneje la parte económica.

También se dio a conocer que el cronograma tentativo contempla la iniciación de la obra en siete u ocho meses, es decir en el primer semestre del próximo año y la culminación en el 2024.
Al mismo tiempo Concentración Deportiva de Pichincha tenía prevista una inversión de aproximadamente USD 700.000 dólares para la dotación de 192 modernas luminarias LED, a fin de reemplazar las anteriores que han funcionado desde 1969, con lo cual casi se triplica la iluminación de la cancha de fútbol y se supera la exigencia de la Conmebol para eventos internacionales. También se ha mejorado el césped y se han adecentado las baterías sanitarias, etc., lo que implica un esfuerzo dada la estrecha situación económica de la institución.

No es nueva la idea de transformar íntegramente este campo deportivo. Han surgido varias voces al respecto, pero en la mayoría de los casos con afán político. El Estadio Olímpico Atahualpa fue construido por la Compañía Menatlas, a partir de mayo de 1946, por cuenta del Municipio e inaugurado el 25 de noviembre de 1951, cuando era alcalde José Ricardo Chiriboga y entonces fue objeto de críticas de quienes lo consideraban muy grande y muy lejano, pero pronto se demostró lo contrario y el actual presidente de CDP manifestó: “El Estadio Atahualpa ha cumplido ya su función y se necesita uno nuevo, que es en lo que estamos trabajando”.

Él aspira con optimismo que este anhelo sea realidad en el 2024…