Juan Esteban Guarderas

Excelencia en corrupción

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 64
Viernes 14 de febrero 2020

Emilio Lozoya estaba en una urbanización de “lujo” en Málaga. Déjenme especifico a qué me refiero con la palabra “lujo”. La casucha más modesta cuesta 12 millones de dólares. El complejo que fue reportado por el portal Expansión como “la urbanización más exclusiva de Europa” cuenta con un equipo de apenas 120 personas plurilingües, disponibles las 24 horas para responder a cualquier necesidad de los residentes. Tiene dos canchas de golf – por si se aburren con solo una –, un helipuerto, centro hípico, todo dentro de 900 hectáreas de bosque mediterráneo.

Este miércoles, salía de esta burbuja en un carro que fue interceptado. Bienvenido a la realidad. Acaba de ser arrestado por sobornos con … adivinen … tienen fuertes posibilidades de acertar … Odebrecht. El señor Lozoya era la mano derecha del expresidente mexicano Peña Nieto, y estaba a cargo de la petrolera Pemex. Y como en otros lugares más cercanos – muy cercanos – a nuestras casas, recibió un castigo ejemplar. Evidentemente, “ejemplar” en el sentido de ser un paroxismo de lo ridículo: 15 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. No puedo imaginar cómo sufrirá sin poder ser funcionario público mexicano mientras se consuela jugando golf en Málaga.

Sobornos – sí sobornos, como el nombre del caso que ahorita se ventila en la justicia ecuatoriana – era lo que el hombre recibió. A cambio de facilitar contratos con la sacrosanta constructora brasilera.

Odebrecht, Odebrecht, les juro que cada vez que escucho ese nombre me entran las risas. ¡Son tan descarados! ¡Y nosotros tan bobos! ¡Nos vieron la cara de idiotas durante años! ¡Aplaudiendo como delfines, y algunos todavía lo siguen haciendo!

“Nuevo escándalo de Odebrecht en Perú” (La República, 8 de septiembre de 2019), jajaja. “La reunión secreta de Rafael Correa con Marcelo Odebrecht” (revelación de Fernando Villavicencio, Christian Zurita y Cristina Solórzano el 24 de diciembre de 2019), jajaja.

“No existe justicia en Ecuador, solo persecución” (Rafael Correa, 11 de febrero de 2019). ¡Qué loquillos nosotros! Yo en cambio pensando que la justicia no está a la altura de los desmanes. Yo indignado de que Vicuña solo tenga un año por los diezmos, y que Glas solo haya sido condenado por asociación ilícita (por tranzas con Odebrecht, por supuesto).

El diario español El País reporta sobre el juicio por el caso Sobornos contra Correa. Señala: “hay dos días clave” el del juicio y el de las inscripciones de las candidaturas. Totalmente correcto, ahorita se juega nada menos que la candidatura de Correa, y su vuelta al país. Yo me rascaba la cabeza cuando él hablaba de excelencia. Regodearse con Odebrecht, ser protagonista del caso Sobornos, tener chance de salir con la suya. Si no fuera por la tristeza, sería también causa de risa.